Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El Gobierno deja al borde del cese al jefe del Estado Mayor del Ejército y pone en riesgo a otros ejércitos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno se está esforzando en salir de la “crisis del Líbano”, es decir, de la muerte de los seis soldados españoles, lo menos castigado posible, pensando que son tiempos preelectorales. Eso explica algunos comportamientos desde el domingo, sobre todo dirigidos a quitarse las pulgas y echar la culpa a otros. Uno de ellos, el jefe del Estado Mayor del Ejército.

El Ministerio de Defensa emitió ayer un insólito comunicado para intentar “explicar” la ausencia de inhibidores en los blindados destinados al Líbano. Intentó argumentar que los servicios de inteligencia de Naciones Unidas determinaron que el riesgo de un atentado de ese estilo “no era significativo”, y que en todo caso se centraría en acciones suicidas y no a distancia.

Por si fuera poco, descubría que ninguno de los contingentes de la ONU en aquél país cuenta con esos dispositivos, con lo que, al revelar esa circunstancia, pone en riesgo a los ejércitos de las otras naciones. Además, reconoció que en Afganistán se están produciendo muchos más ataques a nuestras tropas de lo que hasta ahora el propio Gobierno había admitido.

Lo más insólito de la actuación del ministerio es que en esa nota dirigía directamente al jefe del Estado Mayor del Ejército, Carlos Villar Turrau, la responsabilidad de que no hubiera inhibidores en los BMR del Líbano. Explicaba que en noviembre se dio la orden de adquirirlos al JEME, “responsable de la adquisición del material y de la instalación”.

Según analistas militares consultados por El Chivato, la calificación de “responsable” puede poner al borde del cese al general Villar Turrau.