Domingo 25/06/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Pedro J. Ramírez admite que no le amargaría el dulce de ser académico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El último manual de Pedro J. Ramírez sobre la Revolución Francesa está siendo un éxito. En muchos establecimientos ya se ha agotado ‘El primer naufragio’ y ya está en marcha la impresión de la segunda edición, que tardará unos días en llegar a los puntos de venta por la calidad del formato.

Ha contado ECD que un objetivo personal de Pedro J., con el que tiene que ver esta obra, es convertirse en académico de la Historia. Ya en mayo de 2010, se informó en estas páginas que era su sueño y que se estaba postulando para ingresar en la Academia –leer noticia-.

La de Historia es una institución en la que no tendría la oposición frontal que sí existe en la RAE, donde hay varios académicos cercanos a Prisa, incluido el mismo Juan Luis Cebrián.

En julio, se adelantó en estas páginas que Pedro J. estaba ultimando un libro con ese objetivo: cumplir su sueño de ingresar en la Real Academia de la Historia –ver información-. Al día siguiente, el propio Pedro J. publicó en su Twitter el siguiente comentario sobre la noticia: “Qué tontería–léalo aquí-.

Unos días más tarde, ECD desvelaba que el director de El Mundo había fichado para la presentación de su libro a José Bono y Esperanza Aguirre y… al presidente de la Real Academia de la Historia, Gonzalo Anes y Álvarez de Castrillón.

Pues bien, el martes, con motivo de la presentación, Pedro J. Ramírez participó en un encuentro digital con los lectores de Elmundo.es y un lector le preguntó por este sueño de ser académico. Este fue el diálogo:

-- 9. ¿Le gustaría ser académico? ¿De la Lengua o de Historia?

-- “A nadie le amarga un dulce pero ni lo uno ni lo otro me obsesiona. Mi vanidad está a estas alturas ya más que colmada”, admitió Pedro J.

Así que “no le amarga” el dulce de ser académico de la Historia. No era, pues, ninguna “tontería” lo que dijo ECD.

·Publicidad·
·Publicidad·