Sábado 01/10/2016. Actualizado 01:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El belén y la fotografía de los Príncipes de Asturias, claves del discurso del Rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El discurso navideño del Rey este año ha presentado algunos detalles relevantes, en opinión de analistas expertos en imagen. Técnicamente, las tomas de la cámara han sido más cercanas (en algunos momentos la cara de don Juan Carlos ocupaba casi toda la pantalla), y los cambios de plano muy frecuentes, cambios que el protagonista realizaba con bastante soltura mirando a la cámara correspondiente.

El discurso navideño del Rey este año ha presentado algunos detalles relevantes, en opinión de analistas expertos en imagen. Técnicamente, las tomas de la cámara han sido más cercanas (en algunos momentos la cara de don Juan Carlos ocupaba casi toda la pantalla), y los cambios de plano muy frecuentes, cambios que el protagonista realizaba con bastante soltura mirando a la cámara correspondiente. A don Juan Carlos se le vio ya mayor, un poco más grueso, aunque con buen color. Y llevó a cabo una lectura tranquila, firme y convincente. Hay que recordar que este discurso es una de las piezas que el Rey prepara con más cuidado, al tratarse de su mensaje más personal a los españoles. Dos detalles, ninguno de ellos casual, destacaron en las tomas de imagen. La presencia de un belén navideño a su izquierda, que aparecía en gran número de planos, y una fotografía de la boda de los Príncipes de Asturias sobre una mesita a su derecha. La fotografía es de los Príncipes con los Reyes. La connotación religiosa y cristiana de la Navidad ha sido muy clara, junto con el apunte hacia la sucesión en la persona de su hijo Felipe. En cuanto al contenido, inevitable la referencia a las víctimas del terrorismo, pero muy clara y evidente la referencia a la unidad de España. Alusiones a la condición de moderador y árbitro del buen funcionamiento de las instituciones, y referencias a problemas básicos como la emigración, la educación y la vivienda.

·Publicidad·
·Publicidad·