Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

¿El giro super-independentista de Santi Vila es fruto de un chantaje?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Santi Villa Santi Villa

El consejero Santi Vila se había convertido en una “rara avis” en la Generalitat de Cataluña. Mientras Artur Mas y la mayoría de su equipo se enzarzaban con Madrid, el conseller de Territori y Sostenibilitat llegaba a acuerdos con la ministra de Fomento, Ana Pastor. Su sintonía con ‘los españolistas’ llegó a ser tal que en el Govern comenzó a circular un sobrenombre: el “topo de Soraya”.

Los impulsores de las críticas se consideraban armados de razones. Más allá de lamentarse por la falta de inversiones del Gobierno en la red de ferroviaria de Cercanías de Cataluña, Vila pactaba mejoras para las de Tarragona y Gerona.

Se declaraba “catalanista”, pero rechazaba la etiqueta de “nacionalista” y reivindicaba el “pactismo” para que Cataluña y España lograsen una “victoria compartida”. Una vez hasta llegó a afirmar que se sentía “cómodo” con España. Una frase prohibida para cualquier independentista convencido.

Por si todo esto fuera poco, se declara aficionado a los toros, votó en contra de prohibirlos en Cataluña cuando el Parlament apuntilló la Fiesta Nacional en 2010. Se amparó en la libertad de voto que concedió CiU. En pleno debate parlamentario sobre esta cuestión, Vila se escapaba incluso a la población francesa de Céret y asistía a festejos taurinos. Se le venía encuadrando en el grupo de consejeros críticos con el “procés”.

Sin embargo, ya nada es así. La actitud de Santi Vila ha dado un giro radical en las últimas semanas.

Tras el cese de Jordi Baiget como conseller de Empresa, por dudar sobre la celebración del referéndum independentista, Puigdemont encargó a Vila hace un mes que asumiese también esa cartera. Aceptó y se convirtió en “superconseller” en un equipo que deberá enfrentarse al Gobierno central por la convocatoría del 1-O.

¿Qué ha pasado? ¿A qué se debe un giro tan drástico? El Chivato ha podido escuchar una versión, que circula entre altos cargos políticos y empresariales en Barcelona. Se trata sólo de una hipótesis que explicaría el “giro superindependentista” de Santi Vila pero lo manejan personalidades poco dadas a los chismes.

Se habla de un “chantaje” en toda regla que habría recibido el conseller por parte del ala más soberanista del Govern y relacionado con una “información muy comprometida” sobre su vida personal y su pasado. Le han dado a elegir, aseguran, y “a Vila no le ha quedado más remedio que tragar”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·