Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Denuncias de los lectores

Las multas de 300 euros durante las horas de entrada y salida del Colegio Calasancio de Madrid no cesan y el concejal no habilita espacios para los vehículos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Escribo este texto como denuncia ya que no puedo dejar pasar unos hechos que afectan a la inmensa mayoría de las familias que llevan a sus hijos al Colegio Calasancio, sito en la calle Conde de Peñalver de Madrid.         

En todos los colegios de la capital, durante el tiempo de entrada y salida de nuestros hijos más pequeños, los agentes municipales velan por la seguridad y el orden durante esos minutos. Así ha sido siempre.         

Pero en el Colegio Calasancio sucede ahora todo lo contrario. Las multas -de 300 euros más 2 puntos cada una- se cuentan ya a cientos, impuestas siempre con la obviedad argumental de que se entorpece el tráfico. ¿En qué colegio de Madrid no se entorpece el tráfico en las horas punta de entrada y salida? ¿Es que acaso, cuando juega el Real Madrid o hay toros no se habilitan aparcamientos en sitios ilegales, o se cortan calles enteras?         

Quisiera, Concejal del distrito de Salamanca, que comprendiera que a la postre las perjudicadas son las familias madrileñas y los niños más pequeños, colectivos especialmente protegidos por nuestra Constitución, toda vez que si, como ya ha sucedido, sus padres pierden los puntos para conducir, quién los llevará a la guardería o al colegio.        

¿Por qué tenemos menos derecho que los aficionados al fútbol, que los comerciantes para la carga y descarga de mercancías, los comensales de los restaurantes que aparcan impunemente en segunda fila, o los taxistas que paran en cualquier sitio a recoger y dejar pasajeros? ¿o simplemente que los padres del resto de colegios de Madrid? Los padres de los niños que van al Calasancio, le pedimos disponer de un espacio y un tiempo de "carga y descarga" de los niños durante unos minutos dos veces al día. ¿Es mucho pedir?        

Los madrileños hemos sido ejemplares con las obras municipales que nos han atribulado estos últimos años. Hasta el alcalde ha reconocido nuestra paciencia y comprensión. Sea usted, comprensivo con las familias del Calasancio. Muy agradecida.

·Publicidad·
·Publicidad·