Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Denuncias de los lectores

El concurso ‘Misión Eurovisión’ de TVE y las extrañas votaciones de las semifinales: el tiempo pone a cada uno en su sitio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En estos tiempos que corren en los que se intenta poner de moda a los incombustibles superhéroes, no estaría de más diseñar a uno que luchara contra las injusticias mediáticas e impidiera que pasaran cosas como las que acontecieron el pasado sábado 10 de Febrero en el programa ‘Misión Eurovisión’ en la primera cadena de TVE, la que si no recuerdo mal es la televisión de todos. Ya han pasado seis días desde que pasó, lo que yo considero un atropello, y creo que es un buen momento para hablar del tema.

Un programa que al parecer o fue telepático por la coincidencia de pensamientos y sensaciones de personas muy distantes entre sí, o fue telequinésico por el desplazamiento de objetos (en este caso los votos de los espectadores) sin causa física observable. No digo yo que se tendría que haber optado por el voto telemático para garantizar, mediante la utilización de criptografía avanzada, todos los aspectos de seguridad necesarios en una votación, con la posibilidad de auditarla completamente y comprobar el correcto recuento de los votos, pero tal vez nos habría venido bien saber a los que no solemos hacer trampas en el juego, entre otras cosas que se podía votar por el artista elegido no sólo una vez sino todas las veces que diera tiempo desde que empieza el programa hasta que se cierra la recepción de votos.

Ahora que ya está listo para la sentencia final creo que estaría bien romper una lanza en favor de los que injustamente han sido apartados sin motivo aparente y hacer un pequeño balance de lo que ha sucedido en esta última gala, la de semifinales, en la que a mi parecer ha pasado de todo y poco bueno.

Dejando a un lado los problemas técnicos acontecidos con los micrófonos y petacas asignadas a varios cantantes (lo cual impidió escuchar algunas frases del inicio de alguna canción), lo que hay que destacar fundamentalmente es que se han dejado fuera de concurso grandes voces. Cantantes que a mi parecer están bastante mas preparados para defendernos en el festival que algunos de los que se han elegido. No sólo se han quedado fuera, sino que además en los últimos puestos (nos es de recibo que Luis Amando quedara el último o Marta Llenas quedara en el puesto 15) y eso es algo que no puedo comprender.

Me resisto a creer que la gente no se haya percatado de esas dos enormes voces y estos dos cantantes con su gran talento hayan pasado desapercibidos por el concurso, cuando probablemente deberían ser dos de los claros aspirantes a defendernos esta primavera en Helsinki. También es cierto que hubo alguno como Fran que se alió con la mala suerte al perder su más que merecido tercer puesto por que los espectadores consideraron que Merche Llobera era mejor candidata. A mi parecer está verde como el campo naciente y todavía tiene que cantar lo suyo para dominar su voz y que no suceda lo contrario. Mención especial a Paco Arrojo y, sobre todo, a Mirela que es sin duda una de las mejores voces que han pasado por el programa a pesar de tener que ser rescatada en última instancia por la organización.

Creo que el elenco formado por Luis Amando, Marta Llenas, Fran y Paco Arrojo junto con Mirela habría sido el justo ganador y es superior en calidad con diferencia al elegido en la semifinal, salvando tal vez a la joven Yanira Figueroa cuyo potencial es indudable.

En este tipo de concurso en el que hay tantos intereses en juego y en el que sin lugar a dudas unos concursantes tienen más respaldo económico y social que otros, es inevitable que se cuele la temida mano negra, esa mano que manipula lo que la dejan, aunque no la dejen. Y es precisamente en ese momento cuando debiera actuar nuestro nuevo superhéroe y luchar contra la telepatía, la telequinesia, la mano negra o cualquier otro bichejo mediático que pretenda influir de alguna manera en el orden natural de las cosas.

En cualquier caso, espero que a todos estos cantantes que hoy se quedan pasmados y con cara de tonto y piensan que hubo algo en su actuación que no estuvo bien o que los criterios de seriedad y disciplina en los que se mueven y con los que conviven día a día en su trabajo no son los correctos (nada mas lejos de la realidad), quisiera animarles a que sigan intentado convencer a los que les han ignorado en esta ocasión, y luchen con todas sus fuerzas contra esa sombra oscura que se empeña en cambiar todo de sitio sin ningún tipo de escrúpulo.

Si a alguno le da por abandonar tiene todo el derecho, pero ha de saber que si lo hace nos castiga a muchos de nosotros porque nos priva de el placer de escucharle y sobre todo no da opción a que nuestro superhéroe particular, ese que siempre esta a nuestro lado y no es otro que el trabajo diario y la disciplina, pueda decir en voz alta su frase mágica: el tiempo pone a cada uno en su sitio.