Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

A José Montilla, presidente de la Generalitat, que se libera de prejuicios y recupera la misa en los actos de Sant Jordi

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cerca de 5.000 personas, representantes del mundo político, económico y social, participaron este lunes en la tradicional recepción que organiza la Generalitat de Cataluña en el Palacio de Pedralbes, la primera desde que Montilla es presidente. Antes del multitudinario almuerzo, a las nueve de la mañana, se celebró una misa oficiada por el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en la Capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. Montilla asistió, recuperando así una tradición que el ex presidente Jordi Pujol había mantenido durante sus 23 años de gobierno y que Pasqual Maragall rompió durante su mandato, no asistiendo mientras fue presidente. No hay que olvidar que Maragall era más amigo de jugar con las coronas de espinas con su amiguete Carod Rovira que de continuar con una costumbre que únicamente tiene en cuenta lo que se está celebrando: la festividad de un santo. A pesar de la obviedad, guinda a José Montilla que habrá tenido que soportar no pocas presiones de los más radicales de su partido y de sus socios de gobierno.