Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¡Ahí te espero, Zapatero!

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Soy un actor...en crisis. Pero no por la falta de trabajo tan pertinaz como la sequía y tan consustancial por los siglos de los siglos a los de nuestro gremio, que ya estoy vacunado. No. Lo mío, mi crisis viene por la falta de sintonía con la izquierda que nos gobierna, lo que dedicándome a lo que me dedico, no deja de ser extraño y hace que me sienta como sólo ante un panorama irreal. ¿O no estoy solo? Lo cierto es que aquí nadie dice esta boca es mía. Y como que uno va con cierto temor, como si uno tuviera que avergonzarse por ir a un acto de homenaje a nuestra carta magna o ser solidario con las victimas del terrorismo... Y si fuera sólo eso... Pero es que yo, señoras y señores, me identifico, no ahora, de siempre, con lo que dicen los críticos de la Cope, mira tú por donde, vamos que no hay por donde cogerme. Y por si fuera poco, lo ya anotado, pienso que quien no quiere ser español y desea arrinconar a los que sí lo queremos -mayoría- no debería venir a Madrid, vestido con mono amarillo, que mira que el colorcito elegido entre cómicos está mal visto, pues ninguno ha dicho ni mu... a pedir no se qué insensateces como es la coacción a la libertad de todos, en base a una idea modernizadora en la que ellos imponen su pensar al resto. Manda huevos. Modernos ellos que usan cabezudos en la campaña electoral y que se fotografían en bermudas por los montes de Mallorca con un cuerpo que no deja de ser un atentado a la estética. Ya digo, tengo un problema, bueno lo tenía... Porque mi minusvalía del 37 por ciento, gracias a ZP, pasará a denominarse de otro modo, que ahora no puedo precisar, ni me importa, pues en definitiva el cambio no aliviará en nada mis dificultades... Pero de todos modos gracias... Los cambios en la constitución que él promueve, son tan necesarios que no me explico cómo hemos sobrevivido hasta hoy sin él, por lo que afirmo que yo veré la luz al final de este túnel oscuro que está significando su perfecto desgobierno, cuando sin otra salida convoque las próximas elecciones generales. ¡Ahí te espero, Zapatero!