Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Arquitectura de interior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El tratadista romano Vitrubio fijó en el siglo I antes de Cristo las tres condiciones básicas de la arquitectura: Firmitas, utilitas, venustas (resistencia, funcionalidad y belleza). Fuera de éstas tres reglas no se puede definir nada, como propiamente arquitectura. Dicho esto, el delegado del Gobierno en Ceuta, Jerónimo Nieto, nos presenta que el Ejecutivo central dotará de más elementos de control a la valla que separa Ceuta de Marruecos para hacerla menos vulnerable a cualquier tipo de asalto por parte de los inmigrantes. Recrecerán la valla hasta los seis metros, mejoraran el sistema de cámaras térmicas y los elementos de videovigilancia, así como el desbroce de la zona internacional aledaña al perímetro en un radio de 25 metros para evitar que los inmigrantes se oculten. Esto último apunta que, "se trabajará en coordinación con Marruecos". Por otra parte conocidas las invasiones en Melilla con cinco inmigrantes muertos por disparos en la espalda, España despliega un ejercito con "claveles" en los fusiles. Ante todo esto, la prensa marroquí (L'Opinion)estima que ambas plazas españolas son "el último bastión del colonialismo en el mundo", ya que "el clima de buen entendimiento que rige actualmente las relaciones entre España y Marruecos es propicio para desencadenar el proceso de retrocesión" de Ceuta y Melilla". La arquitectura medieval colocaba fosos para evitar invasiones de las plazas. La Línea Maginot demostró en la II Guerra la inutilidad de las defensas fronterizas ante los ejércitos alemanes, que hubiesen sido contrarrestadas con diplomacia y correcta política internacional. La arquitectura de interiores es decoración, no arquitectura como la definió Vitrubio. El gobierno no hace arquitectura de Interior y menos de Exterior, ya que no tiene el más mínimo sentido de Estado para saber como se defiende la integridad y protección internacional, de nuestras ciudades y territorios. Como son Ceuta y Melilla, de fundación española anterior a la creación del Estado teocrático de Marruecos.