Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Bertín Osborne: un soplo de aire limpio y fresco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Gracias Bertin, por tu actitud de caballero, al expresar el amor a tu mujer que debe ser una fuera de serie. Gracias por tu ejemplo como hijo, como esposo, como padre, como abuelo, y por confesarte cristiano en estos tiempos de tanta cobardía y tanto olvido de Dios.

Por la pantalla de Tele 5 ha pasado un soplo de aire limpio y fresco, que por un rato barrió la basura que habitualmente a esa hora se vierte en la pantalla de la tele. Estoy refiriéndome a las declaraciones de Bertin Osborne, sobre la salud de su hijito y sobre el enfoque que su mujer y él le han dado al problema. Nunca o muy pocas veces he visto a una persona hablar de un asunto tan triste y tan dramático, con tanta dignidad y con un sentido tan profundo del valor de la vida humana, que es el mismo cuando está llena de salud o cuando como en este caso es una vida marcada por el dolor.

Bertín Osborne, el hombre fuerte y pletórico, el triunfador en todos los palos de la vida ha sabido darnos ejemplo de humildad sincera, cuando conocía que la enfermedad de su hijo le había hecho poner los pies en el suelo “volver a la tierra” en sus justas palabras.

No me importa confesar que se me saltaron las lágrimas al ver con que alegría profunda y llena de dolor: nos decía su voluntad de hacer feliz a su niño tan querido por su madre y por él.

Gracias Bertin, por tu actitud de caballero, al expresar el amor a tu mujer que debe ser una fuera de serie. Gracias por tu ejemplo como hijo, como esposo, como padre, como abuelo, y por confesarte cristiano en estos tiempos de tanta cobardía y tanto olvido de Dios. Has hecho con un profundo sentido cristiano la descripción del dolor y el sufrimiento, cuando se tiene fe, y has hecho una defensa de la familia y del amor que estábamos necesitando. Pido al Señor y a su Madre bendita, tan maltratados en estos momentos que te den la fortaleza y alegría espiritual que vas a necesitar, que estoy segura van a darte a ti y a tu mujer para que sigáis siendo un ejemplo de todos los valores de las personas de bien.