Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Gamberrada o terrorismo incipiente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Terrorismo incipiente o gamberrada, esa es la cuestión que el ciudadano no debe contentarse con "confianzas" de los que tienen potestad de mando sobre las fuerzas de seguridad, sino certezas que primen sus garantías ciudadanas.

Estimado Director: Días atrás informaba la prensa del paradero desconocido de Antom García Matos, "Toñiño", calificado por las Fuerzas de Seguridad del Estado como uno de los máximos responsables del incipiente terrorismo gallego. Era desconocido por que el juez Pedraz de la Audiencia Nacional se inhibió a favor de un juzgado de Santiago de Compostela por no considerar el acto delictivo cometido como de terrorismo. Asunto que el juzgado a su vez declinó elevándolo al Supremo.   El caso es que cuando se le ha ido a buscar este verano, Toñiño que ya había sido condenado por pertenencia al “Exercito Guerrilheiro do Povo Galego Ceive”, había puesto pies en polvorosa.   Esto de definir terrorismo o gamberrada me recuerda a los brotes de violencia callejera en el País Vasco -que ahora se elevan exponencialmente-, fueron calificados por el secretario de Seguridad, Antonio Camacho, como gamberradas o chiquilladas. Una buena forma de quitar hierro al asunto. Por otra parte, habitual, ya que sin excesivos datos a la explosión cerca de los juzgados de Lugo, el subdelegado del Gobierno, Jesús Otero, la atribuye directamente a una "gamberrada".   Otra vez jugando con los análisis antes de hacerlos (costumbre hoy de moda, por desaparición o motivos varios), dice que "confía" de que se trate de un explosivo de carácter artesanal hecho con material pirotécnico. Terrorismo incipiente o gamberrada, esa es la cuestión que el ciudadano no debe contentarse con "confianzas" de los que tienen potestad de mando sobre las fuerzas de seguridad, sino certezas que primen sus garantías ciudadanas.   Al último órdago de ETA, el presidente Zapatero replica con que "la paz es ausencia de violencia". Dice el diccionario en su afección más próxima que paz es tranquilidad y quietud pública en los Estados, en contraposición a la guerra. No existiendo guerra es evidente que existe violencia, de naturaleza terrorista o de terrorismo incipiente. Es necesario que no se juegue con las palabras que son vehículos del terror, precisamente contra los ciudadanos. Menos aún que se hagan calificaciones sin datos objetivos.

·Publicidad·
·Publicidad·