Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Mala intención, mal gusto e ignorancia en televisión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las peores mentiras son las que van mezcladas con algo de verdad, incluso para hablar de Jesús de Nazareth.

El pasado sábado, Sábado Santo - víspera de la más importante fiesta cristiana- una cadena televisiva emitió un programa en el que "no se pretendía ofender a nadie" -según las primeras palabras del presentador, el cuál, minutos más tarde, no dudaba en proferir todo tipo de mentiras y calumnias acerca de Jesús de Nazareth.   Tratando de hacerse pasar por una especie de "profunda investigación" en el programa se decían cosas como que Jesús era homosexual, que estaba casado y tuvo una hija (asunto un poco contradictorio...) además se decía que era feo y cojo ( lo de que era cojo es una creencia que se fundamenta en la Sabana Santa, en la cual aparece una pierna encogida - que no mas corta-; pero poco después se intentaba demostrar que la Sabana Santa es un engaño, pese a que nadie ha sido capaz de explicar lo que en ella está "impreso").   Así que como pueden ver, de "profunda investigación" tenia más bien poco. No eran más que mentiras. Mentiras. Sí, mentiras y de las peores. Porque las peores mentiras son las que van mezcladas con algo de verdad (si no, no se las creería nadie).   Pongamos un ejemplo: alguien le dice a su esposa que usted se está "liando" con su secretaria “Menganita”. Pueden ocurrir dos cosas: que usted no tenga secretaria y no conozca a ninguna “Menganita” o que tenga secretaría y casualmente se llame así... ¿Qué tal? Y no piensen que soy algún tipo de loco o fanático que ha perdido los papeles. Recuerden que hace no mucho que se publicaron unas caricaturas de Mahoma y la que se armó. Unas caricaturas: ni la mitad de la mitad de lo que se decía en el programa.   A ver si va a resultar que el único modo de que le respeten a uno y a sus creencias va a ser armándola y destrozando cosas o agrediendo a los agresores. Pues bien, ni yo ni ningún buen cristiano haremos eso, pero tenemos derecho a que se nos respete y no se mienta e insulte a lo que más queremos.

·Publicidad·
·Publicidad·