Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Medidas contra el fuego en Castilla La mancha

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Soy consciente de mi animadversión a los políticos, pero, ¿cuándo dejarán de alimentarla sus destinatarios? Resulta que su incompetencia en todos los órdenes está destrozando lo que a lo largo de la Historia se ha construído; desde lo material hasta lo espiritual, nada queda libre de su actuación ponzoñosa, pero cada día nos levantamos con una nueva genialidad; una nueva vuelta de tuerca. Procuro dejarlo de lado, pero me resulta de todo punto imposible. Y es que, para colmo, se presentan como los más inteligentes. ¿Acaso entienden que "inteligente" es sinónimo de "trepa"?... Sinceramente creo que sí. Esta digresión ha sido producida por algo que, en el devenir, ya no es estrictamente nuevo, aunque circunstancialmente sí lo es para mí. Conocía que tras el desastroso incendio acaecido en Guadalajara, donde perecieron once personas, los políticos zanjaron la cuestión con una de sus pantomimas, y dieron a luz una ley. Por supuesto, suponía que estaría plagada de sus cosas. No la conocía; no la conozco; soy consciente que con ésta declaración doy armas a los políticos; sin embargo, afirmo que es un cargo más contra ellos. ¿Por qué? La respuesta me ha venido por boca de unos labradores de la provincia de Cuenca. Resulta que, como consecuencia de la citada ley, se ha dictado una serie de prohibiciones que, no dudo estarán justificadas en algunos puntos, pero que en particular en uno, como mínimo llama la atención: Queda prohibido el uso de desbrozadoras para quitar los verdugos a los olivos. Pero bueno, ¿acaso han visto un olivo los políticos?, ¿saben distinguirlo de una encina?. Creo que no; de otro modo no se entiende la prohibición. Si los políticos que dictan leyes supiesen algo, no cabe duda que tal "genialidad" no se hubiese producido. Si los políticos supiesen algo, sabrían que la distancia existente entre un olivo y otro olivo hace prácticamente imposible que, caso de incendiarse uno como consecuencia de una chispa de la desbrozadora (posibilidad más que peregrina), el fuego pueda transmitirse a los olivos cercanos, ni aún en el caso de fuerte viento. Pero claro, los políticos son eso, políticos, y no se puede pedir peras al olmo. Sin embargo, sí se puede exigir a los agricultores que realicen su labor con herramientas casi casi prehistóricas, con los inconvenientes que de ello se deriva. Pero ¡ojo!, que un golpe de hacha mal dirigido puede hacer saltar una chispa en su choque con un pedernal. y puede incendiar el olivo. Y transmitirse el fuego al olivo contiguo (situado a 5-6-7-8 metros). Nada, que se prohíba también el uso de hachas, que con la buena salud que tienen los labradores, pueden realizar su función con los dientes.

·Publicidad·
·Publicidad·