Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Militante del PP contra Piqué

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esta es una carta remitida por un militante del PP a Josep Piqué: Apreciados Señores: Como simpatizante y militante de base del partido, creo oportuno dirigirme a ustedes para exponerles mi personal opinión y disposición ante las actuaciones seguidas por el Excmo. Sr. Josep Piqué y su equipo de dirección. En primer lugar, si bien soy bilingue (catalán/castellano), en esta ocasión deseo utilizar la lengua castellana como forma de reivindicación ante la postergación y desprecio con que la misma es tratada con especial intensidad en los medios e instituciones públicas en Cataluña, siendo colaboradores no sólo pasivos, sino activos, su propio equipo de dirección (como ejemplo, podrán comprobar que el boletín de información del grupo en el Parlament se edita única y exclusivamente en catalán). Dejando de lado la cuestión idiomática, como miembro del partido estoy profundamente molesto y disgustado con las actuaciones llevadas por su equipo. Aparte de una manifiesta falta de capacidades para lograr aunar voluntades (lo que lleva al sistemático deterioro del papel del partido en Cataluña), su rendición servil ante la presunta corrección política impuesta por la clase política y la práctica totalidad de los medios de comunicación catalanes y la desactivación de los principales componentes ideológicos (la defensa de la familia como unidad social básica, la unidad e igualdad de los ciudadanos de España, el respeto al orden constitucional y los símbolos de España, etc.), entiendo que se ha llegado a un punto dónde o bien su equipo de dirección debe dejar que nuevas personas lleven el mensaje a la ciudadanía (como el propio Sr. Piqué va proclamando en los medios de comunicación) o parte de la militancia, simpatizantes y votantes debemos abandonar nuestra identificación con sus siglas. Como ustedes bien conocen, hace unos meses aparicieron un grupo de intelectuales catalanes proclamando la necesidad de un nuevo partido no nacionalista. ¿Cómo explican que surjan voces reclamando posiciones no nacionalistas? Tengo una posible explicación. Dicho acontecimiento revela el fracaso y la incapacidad de su dirección de presentar una alternativa de carácter transversal e integradora que permita, de una vez por todas, que la mayoría social, que se siguen sintiendo españoles, vean una alternativa política que los representa en las instituciones y órganos de gobierno defendiendo sus ideas, intereses e ilusiones. No sólo no han sido capaces y/o querido atender a ese gran conjunto de la ciudadanía, sino que han colaborado, con su dejadez, en su desactivación política, negándoles a dicha ciudadanía el derecho a sentirse representados en las instituciones políticas del territorio catalán. Como se ve, en estos momentos tan difíciles y complejos, su máxima preocupación es no aparecer ante aquella ciudadanía nacionalista como opuestos al Estatut, en lugar de luchar y posicionarse claramente por el conjunto, defendiendo que la libertad y la prosperidad se consiguen con trabajo y actuaciones políticas en favor de la ciudadanía, preocupándose por los temas realmente preocupantes: infraestructuras, sanidad, seguridad, etc., combatiendo abiertamente los mitos nacionalistas y exigiendo continuamente el eficaz y eficiente aprovechamiento de los recursos de los catalanes. Temen ustedes más una crítica a La Vanguardia o a El Periodico que al descrédito ante su militancia y votantes. Así entonces se explican hechos tan lamentables como que el Sr. Vendrell, en boca de su dirección, se atreve a conminar a los dirigentes del partido que no participen en un acto del Sr. Aleix Vidal-Quadras. ¿Pero quién se ha creído qué es el Sr. Vendrell? ¿Qué méritos posee este señor aparte de colaborar activamente en la constante pérdida de votos? O que, en pos de alcanzar ese retiro dorado en La Caixa, se ofrezca a prestar un lamentable servicio al gobierno autonómico en una operación tan compleja y trufada de connotaciones políticas como la OPA de Gas Natural sobre Endesa. Seguramente obviarán, desde su privilegiada atalaya, mi voz. Sin embargo, les anticipo que, por mi parte, no voy a renunciar momentáneamente a mi carnet político, al contrario. Aprovecharé su confianza en sí mismos, para trabajar intensamente en los próximos meses para lograr apoyos en nuestro partido así como entre la ciudadanía para crear una plataforma o movimiento político que nos permita renovar los mensajes y las caras.

·Publicidad·
·Publicidad·