Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Una cruel profanación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La falta de respeto, el ataque a la dignidad de la persona y la blasfemia parece que son los modos de actuar en la sociedad actual.

La agencia de medios Mediacom Argentina ha lanzado una campaña publicitaria para su cliente Warner Bros con motivo del lanzamiento de una de sus películas. Los anuncios son una blasfemia a la Virgen de Luján, cuya imagen aparece encima de un demonio lascivo y burlesco. Se ha protestado ante la Comisión de Autorregulación Publicitaria para que sea retirada la citada campaña.

En Buenos Aires la radio Pock&Pop ha lanzado una campaña promocional. Tanto las imágenes como las frases constituyen una afrentosa blasfemia a la religión católica. La fundación Argentina del Mañana afirmó: “la insistencia en la blasfemia responde a un proceso vejatorio que pasa por despreciar, denigrar, discriminar, acosar y perseguir a la religión”. Por otra parte la Cámara Argentina de Anunciantes y la Asociación de Agencias de Publicidad condenan toda publicidad basada en ataques a “sentimientos religiosos” o que “lesionen valores permanentes como las religiones”.

Por otra parte en Marruecos la valla inspirada en el cuadro “la última cena”, de Leonardo da Vinci, que no ha podido exhibirse en muchas ciudades de Europa, ha estado presente en las vallas de Rabat. En la campaña aparece una modelo haciendo de Jesucristo. También los apóstoles son mujeres.

Como siempre he dicho; la blasfemia es el arma de los cobardes.