Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El Estado y el interés del consumidor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ha sido tan grande la propaganda pro-estatal en todos los órdenes, que cualquiera de nosotros ha llegado a creer que, desde mismo momento de su nacimiento, debe tener garantizados su educación, su salario, su vivienda, su pensión y hasta su sepelio. A mayor número de ofertantes, más competencia y por tanto mayor beneficio para el consumidor. Es lo que se juega en la OPA de Gas Natural sobre la eléctrica Endesa, que de llevarse a cabo dejaría al sector prácticamente en manos de un solo proveedor. Pues la norteamericana Philip Morris, quizá por serlo, ha cometido la gamberrada de abaratar su buque insignia, Marlboro, situando su precio por debajo de conocidas marcas nacionales. La reacción gremial no se ha hecho esperar: los estancos quieren dejar de vender al público las marcas baratas. ¿Qué clase de broma es ésta? En cosa de cuatro años se han doblado los precios de venta al público de las labores del tabaco, pero los estancos no han protestado al ver doblados sus beneficios. ¿Habrá que subvencionar también a los estancos para garantizar sus ingresos?

·Publicidad·
·Publicidad·