Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Las labores de José Blanco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algo le pasa a este socialista con las mujeres pero parece que no le arroparon con cariño de pequeño y tampoco lo hacen ahora cuando es mayorcito. Está empeñado en que las mujeres españolas además de casposas y con pata quebrada se dedican a "sus labores". ¿A las labores de José Blanco se refiere?.

¿Qué pensarán hoy, después de haber oído sus declaraciones, todas esas viudas que se dedicaron a cuidar trabajando con unos y otros toda su vida y malviven con unas prestaciones muy lejos de la dignidad de lo que se merecen por su labor callada y silenciada.

Expectantes estamos muchas por ver cómo rebobinan esos 400 euros que, incomprensiblemente, dejan fuera del reparto a las mujeres que trabajan en casa y que también pagan impuestos, demasiados impuestos, y que ni siquiera cobran un sueldo por su trabajo. La señora de Rubalcaba, ya nos ha anunciado su marido, que los va a cobrar y seguro que también se dedica a sus labores, es decir a su curro, el que sea, por el que le pagan y del que seguro se siente muy orgullosa porque es "su trabajo".

Como también están muy orgullosas las que se dedican a ahorrar al Estado mucho dinero por cuidar a hijos y ancianos, a enfermos y sanos, noches y días y que saben que el señor Blanco no puede ofenderlas aunque se lo proponga cada mañana y aunque algunos le rían sus gracietas habituales contra la Iglesia y contra las mujeres que luchan por ejercer su libertad. Pero no nos engaña, esto de la igualdad no se sostiene si no es para todos y todas y hoy por hoy no lo es.

¡Qué manía tienen algunos con decirnos a las mujeres lo que tenemos que hacer! !Qué desilusión cada vez que nos dedican cuotas salvadoras y discriminaciones positivas y negativas! !Qué vergüenza sentimos cuando les oímos hacer política de algo tan serio como es el respeto a las personas, sean hombres o mujeres, y a sus decisiones!. No es la Iglesia la que nos dice en qué queremos trabajar señor Pepiño, se lo digo sin acritud, las mujeres tenemos voz y voto y usted se ha pasado cien pueblos y espero que algún día se de cuenta y rectifique.