Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

A propósito del euro por receta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A diferencia de Cataluña, donde la implantación del euro por receta pasó casi desapercibida, en la Comunidad de Madrid supuso un gran revuelo.

El desenlace, lo conocemos todos. El Tribunal Constitucional suspendió la medida y el euro por receta ya es historia. Pero cabe hacerse una pregunta ¿tenía sentido aplicar un euro por cada receta médica que se dispensa en las farmacias?

Hay opiniones para todos los gustos. Los contrarios a la medida defienden que vulnera la igualdad de los españoles a la hora de acceder a una prestación farmacéutica además de ser una competencia exclusiva del Estado.

Desde la Comunidad de Madrid se argumentaba que la tasa no tenía un fin recaudatorio si no disuasorio.

La primera parte de esta afirmación es evidente. Nadie puede pensar que la Comunidad de Madrid viese en el euro por receta la panacea para aumentar los ingresos si comparamos los escasos 5 millones de euros que ha recaudado en un mes con los 7.108 millones de euros que destina el Ejecutivo de Ignacio González a la Sanidad madrileña (un 45,6% del total del presupuesto).

Que tuviese como finalidad disuadir a los madrileños ante el abuso y el derroche en la compra de medicamentos es otra cuestión.

Si analizamos la fisionomía de la Comunidad de Madrid y extraemos los datos de las últimas pirámides poblacionales de la región, nos daremos cuenta que el 62% de los madrileños tiene menos de 45 años, una cifra superior a la de la media nacional. Mientras que solamente un 17% de los ciudadanos que habitan en la Comunidad son mayores de 65 años.

Con la objetividad que nos proporcionan los datos, se hace imprescindible plantearse alguna pregunta ¿Es lógico que en 25 días que ha durado la polémica medida se hayan extendido 7,2 millones de recetas para una población de poco más de 6 millones de habitantes?

Y es que en el año 2012 se expidieron más de 100 millones de recetas en la Comunidad de Madrid ¡100.000.000! Un último calculo nos lleva a la conclusión de que cada madrileño demanda 17 recetas médicas al año.

¿De verdad son necesarias? Nadie duda de que, desgraciadamente, son muchos los ciudadanos que necesitan medicamentos para tener una mayor calidad de vida. La crítica no es para ellos, a los que les brindo todo mi ánimo y apoyo, la crítica es para la inmensa mayoría de ciudadanos que acumula medicamentos en sus botiquines, que acaban caducando y al final son tirados a la basura.

Nunca sabremos si verdaderamente el euro por receta hubiese generado una disminución en el uso y abuso de los medicamentos pero lo que sí parece demostrado es que el argumento disuasorio que esgrimía el Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el Consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty era y es necesario.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·