Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

En 2012 nos queda Chueca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay que ver como son estos sujetos del COI. Tenían ante si, a Monsieur Chirac, representante él, tan digno, de la France. Paradigma de la liberté, refugio de perseguidos políticos de todo el mundo, hasta de la oprimida euskalerría. Gladiador de la egalité, todavía quedan algunos ex dictadores africanos que viven a cuerpo de rey en sus fincas de Cap de Antibes dilapidando sus "legítimas" fortunas  en situación, eso sí,  de igualdad con los franceses.

 

Paladín de la fraternité, ya se sabe que los franceses son especialistas en hacer amigos, sobre todo entre los tontos. Por otro lado tenían a nuestro querido ZP. ¿Es que todavía no se han enterado estos tíos lo que es la alianza de la civilizaciones?, ¿cómo es posible que un evento tan universal como las olimpiadas, ignoren al salvador de los oprimidos, al paladín de los desheredados, al defensor de los que pasan hambre? Que sí que ya sabemos que es más cursi que un especial de “La casa de la Pradera”, pero ¿y el buen corazón que tiene?, ¿es que la gente del COI no sabe apreciar lo bien que toca la guitarra?

 

Y luego tenían al maldito Blair, ese politicucho que se caracteriza por no salir corriendo con el rabo entre las piernas dejando tirados a sus aliados, que se atreve a dudar en público de la viabilidad de una Unión Europea liderada por franceses y alemanes y que para colmo de los males es amigo e Aznar.

 

¿Pero cómo es posible que los del COI voten a favor de un amigo  de Aznar?, ¿cómo pueden ser tan ignorantes?, ¿cómo pueden tener tan poca sensibilidad?

 

En fin nos puede quedar el consuelo de que como nosotros somos los más progres y los más buenos iremos al cielo, hay perdón, que eso del cielo suena a rancio y también está mal visto ahora. Pues nada en el 2012 nos iremos todos a Chueca.