Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se alivia la situación del hospital militar español en Afganistán aunque persisten las carencias: extintores caducados y falta de medicamentos básicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Primero no había botellas de oxígeno para atender a los heridos. Ahora, la situación ha mejorado aunque los extintores de emergencia del Role-2 están caducados y hay poca cantidad de medicamentos básicos. Las carencias irán aumentando por la escasez de vuelos porque tienen que prestar servicios similares en otras misiones, por ejemplo, Líbano.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes militares, la situación del hospital de campaña militar desplegado en la base española de Afganistán, no es totalmente satisfactoria pues los suministros necesarios que precisan los sanitarios españoles siempre están pendientes en función de los vuelos disponibles para transportar el material médico que demandan.

Como ya se contara en estas páginas, la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, visitó el pasado 28 de octubre a las tropas españolas desplegadas en Afganistán. En aquella ocasión, el personal del hospital militar había previsto desde hacía una semana el transporte urgente de botellas de oxígeno por los sangrientos combates tribales derivados de la muerte de Amanula Khan en la zona de Farah. Y la intención de los militares españoles, entonces, era aprovechar el vuelo de la ministra desde Kabul. Salgado transportó finalmente a un herido afgano, aseguran fuentes oficiales del Ministerio de Sanidad, aunque no se llevó consigo las cargas de oxígeno que se precisaban.

Sobre este punto, las fuentes militares consultadas aseguran que el avión de la ministra cumplía los requisitos para transportar material peligroso -también denominado vuelo ‘caliente’- puesto que “no llevaba otra carga más que su persona”, que así lo habían previsto desde aerotransportes de Herat y que el transporte de oxígeno estaba justificado porque los medios aéreos con los que cuenta España en Afganistán son “muy limitados”. Esta merma de vuelos, aseguran las mismas fuentes, se debe a “problemas abastecimiento de combustible, por sabotajes y ataques o por la baja calidad del combustible”. La consecuencia es que “varios vuelos previstos se han quedado en tierra por estos motivos”.

Así las cosas, y a pesar de adquirir el oxígeno aprovechando el vuelo de la ministra, el problema se resolvió en uno posterior desde Kabul, aseguran las fuentes consultadas. Aun así, además de los problemas antes descritos a los que hay que sumar la sobrecarga de misiones por la misión de FINUL en el Líbano, la situación del hospital de campaña en Herat no es totalmente satisfactoria.

Este confidencial se ha puesto en contacto con la Directora de Comunicación del Ministerio de Sanidad y Consumo para informarle de los nuevos datos recabados sobre el transporte de oxígeno que el vuelo de la ministra no realizó. Desde el Ministerio se ha preferido no hacer comentarios al respecto y dicen ahora que no se les “moleste”.

Desde Afganistán se ha llegado a decir que ante una situación con un número de heridos importante, se duda de “si habría capacidad para atenderlos con garantías”. De todas formas, en el Role-2 de Afganistán continúan las carencias de medicamentos básicos a lo que hay que añadir que los extintores del hospital de campaña “no han pasado ninguna revisión desde que se creo” y que actualmente “están todos caducados”.