Miércoles 07/12/2016. Actualizado 10:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Análisis de los servicios antiterroristas sobre objetivos de ETA: La Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia); un concejal del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los servicios antiterroristas han realizado un completo análisis sobre cuáles pueden ser los propósitos de ETA a la hora de preparar nuevos atentados. En las líneas de estudio aparecen la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, y el asesinato de algún concejal del Partido Popular de una localidad pequeña.

Las conclusiones de ese análisis, a cuyos aspectos fundamentales ha tenido acceso El Confidencial Digital, se pueden resumir así:

--ETA puede optar por continuar la línea iniciada con la explosión de Barajas, es decir, un gran atentado pero sin buscar víctimas (los dos ecuatorianos fallecidos han sido, para los terroristas, un “accidente”), o bien proponerse matar.

--En el primer caso, desde hace tiempo se sabía que la organización atentaría en Madrid o en Valencia, una zona esta última donde ETA ha matado mucho y ha actuado repetidas veces. Y tratándose de Valencia, el objetivo sería la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, un proyecto emblemático del estilo de la Terminal 4, y que reúne un buen número de edificios singulares.

--Si la opción es el asesinato directamente, ETA puede optar, por “un uniformado” (un miembro del Ejército o de las fuerzas del orden) o por un político. Bastaría el procedimiento elemental del tiro en la nuca, o la bomba-lapa en el coche (hay que recordar que en el zulo de Atxondo se encontraron bombas-lapa preparadas).

--Para la hipótesis del asesinato de un militar, no harían falta muchas estrellas: bastaría por ejemplo un sargento, en lugares de España como Salamanca o Córdoba, dos ciudades donde ETA ya ha atentado contra miembros de las fuerzas armadas.

--En el caso del político, elegirían uno del Partido Popular, y de “quinta fila”, es decir, sin relevancia en la organización, por ejemplo, un concejal desconocido de cualquier pueblo de España, en cualquier autonomía.

--Los etarras consideran que asesinar a un militar “hace mucho daño”, pero que, si la víctima es un concejal del PP, eso “destroza el país más de lo que está”.

--Pensando que ETA pretenda causar el mayor daño posible, la conclusión del análisis es que esto último, un concejal del Partido Popular en algún pueblo del país, sería el objetivo.