Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Así afronta Baltasar Garzón su futuro. Habla a diario con su madre y su esposa, quiere que sus hijos hereden de él su ‘buen nombre’, su deseo es “seguir persiguiendo a delincuentes”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El jueves, el Consejo General del Poder Judicial estudiará la suspensión de Baltasar Garzón como titular del juzgado de instrucción número cinco de la Audiencia Nacional. Mientras llega ese día, el magistrado asegura estar tranquilo, pero reconoce que la presión mediática sobre él está afectando a su entorno familiar más próximo.

Personas del entorno del magistrado, que hablan habitualmente con él, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, explican que una de las mayores preocupaciones de Garzón en este momento son los “escandalosostitulares de prensa que aparecen cada día sobre su persona y que llegan a su familia.

Especialmente intranquilo se muestra por las informaciones y opiniones que llegan a oídos de su madre. Las fuentes consultadas explican que se trata de una persona mayor, con los achaques propios de la edad, y Garzón no quiere que su salud se vea resentida por las acusaciones que se vierten sobre su persona.

En más de una ocasión, la señora Real se ha puesto en contacto con su hijo para informarle de noticias negativas sobre él publicadas en los medios de comunicación. El juez ha puesto especial esfuerzo en tratar de tranquilizar a su madre, ofreciéndole todo tipo de explicaciones al respecto. Garzón, que repite que no se preocupe por las acusaciones, le insiste en que él “es inocente”.

Garzón ha tratado también de que su esposa y sus hijos tampoco se vean afectados por la cantidad de material que se publica en su contra. Prácticamente a diario tiene con ellos una charla de ‘puesta al día’ sobre cómo va su caso, en donde les explica cómo evoluciona las cosas y trata de transmitirles serenidad.

Las declaraciones y actos de apoyo que se han sucedido estas últimas semanas han sido excelentemente acogidos en el entorno de Garzón. El juez comenta que a su madre, esposa e hijos les resulta muy agradable comprobar cómo recibe este tipo de ‘homenajes’.

El apellido Garzón

El magistrado ha confesado a las personas de su entorno que, si fuera por él, ya habría dado ‘portazo’ a este asunto desde hace varios meses y se habría marchado voluntariamente de la Audiencia Nacional.

Ha confesado en más de una ocasión la “dureza” que supone para él “sentir en la nuca el aliento de sus colegas de magistratura”, deseosos de apartarte del juzgado de instrucción número cinco. Pero asume que tiene que defenderse. Es para él casi, una obligación. Y para ello ha elegido a uno de los mejores penalistas, su amigo Gonzalo Martínez-Fresneda.

“Me defenderé hasta el final”, ha proclamado en privado el juez, que confiesa que es consciente de que algunos compañeros “van a por mí”. Especialmente, algunos magistrados concretos del Tribunal Supremo.

¿Por qué ha decidido plantar cara y defenderse? Según quienes hablan con él de forma habitual, lo hace sobre todo por sus tres hijos, porque ellos heredarán el apellido Garzón, y por tanto está obligado a mantener su ‘buen nombre’.

A todo esto se añade que su hija María dará a luz el próximo mes de mayo, un nacimiento que llena de ilusión y da más fuerzas a Garzón.

Su futuro

El magistrado tiene decidido qué quiere hacer si el CGPJ le aparta de la Audiencia Nacional. Garzón ha reconocido en más de una ocasión que tiene innumerables ofertas (y muy bien remuneradas) de despachos de abogados para ejercer la abogacía, aportando su apellido. También ha recibido alguna propuesta para ejercer la docencia.

Sin embargo, su intención es otra. Asegura que él no se levanta cada mañana para ganar dinero. Su vocación es “perseguir el delito y al malhechor”. Por ello, la prioridad suya es seguir vinculado al mundo de la judicatura.

Baltasar Garzón ha confesado a sus allegados que el tiempo le dará la razón. Él cree que saldrá victorioso de este caso. “La batalla la estamos perdiendo, pero vamos a ganar la guerra”, ha manifestado en ambientes íntimos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·