Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Boeing forma a técnicos militares para el mantenimiento de los “Chinook” mientras siguen en tierra 13 de los 17 helicópteros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La empresa aeronáutica Boeing, que vendió al Ejército español 17 helicópteros “Chinook” (CH-17), continúa impartiendo cursos para el mantenimiento de los aparatos a personal de las FAMET. Mientras tanto, sólo cuatro de estos aparatos disponen del certificado de aeronavegabilidad que exigió José Bono tras el accidente del Yak-42.

La empresa aeronáutica Boeing, que vendió al Ejército español 17 helicópteros “Chinook” (CH-17), continúa impartiendo cursos para el mantenimiento de los aparatos a personal de las FAMET. Mientras tanto, sólo cuatro de estos aparatos disponen del certificado de aeronavegabilidad que exigió José Bono tras el accidente del Yak-42. Tras la muerte de 62 militares en el accidente del Yak-42, el Ministerio de Defensa decidió que ningún aparato volara sin las suficientes garantías de seguridad. Las primeras aeronaves que se vieron afectadas por esta medida fueron los “Chinook” de la dotación del Batallón de Helicópteros de Transporte V (BHELTRA-V), ubicado en la Base "Coronel Maté" en Colmenar Viejo (Madrid). Estos aparatos tienen ahora restringidos sus vuelos, siempre alrededor de la base y con el único propósito de mantener activas las aeronaves e impedir que el material se deteriore. Hay que recordar que esta medida de dejar en tierra a los “Chinook” fue duramente contestada pues, varios meses después, se producía el trágico accidente en Afganistán que costó la vida a 17 militares españoles, que viajaban en helicópteros Cougar. Algunas voces dentro del Ejército han llegado a apuntar que la imposibilidad de volar de los “Chinook” se ha debido a la falta de repuestos necesarios para las mencionadas aeronaves. El corte en el suministro, explican las mismas fuentes, se habría debido a una hipotética mala relación entre los gobiernos de España y Estados Unidos. Fuentes oficiales del Ministerio de Defensa han asegurado que no sucede tal cosa. La adquisición de los repuestos de los helicópteros de transporte “Chinook”, fabricados por Boeing, se realiza vía US Army y Namsa. De los motores se responsabiliza Honeywell y se adquieren a través de ITP. El Confidencial Digital ha podido recabar el parecer de las empresas responsables del aprovisionamiento de este helicóptero de transporte HT-17 modelo DELTA "D", conocido comúnmente en el mundo aeronáutico como “Chinook”. Estas son las versiones ofrecidas por los gabinetes de comunicación : --Boeing (fabricante) : “no hay restricciones para la adquisición de piezas de repuesto en el programa de helicópteros de transporte “Chinook”. Boeing ha trabajado estrechamente con el Ejército de Tierra desde hace tiempo en este programa, y continuará haciéndolo. Por ejemplo, acabamos de completar la formación de los responsables del mantenimiento de estos aparatos, y seguiremos con este proceso”. --Namsa (repuestos) : “no tenemos conocimiento de ninguna dificultad (tanto en la disponibilidad como administrativo) para la obtención de repuestos para el helicóptero “Chinook”. Nuestras relaciones de trabajo con el gobierno español son normales al igual que con otros clientes de Namsa”. --Honeywell (motores) : “no existe ningún problema con los repuestos de los motores. En cuanto al Ejército español, la relación sigue siendo la misma”. --Ministerio de Defensa: “todas las aeronaves de las Fuerzas Armadas que desarrollan labores operativas cuentan con el certificado de aeronavegabilidad”. Y advierte que “la falta de algunos conjuntos, en proceso de reparación, no impide la operatividad de los helicópteros”. Respecto a los certificados de aeronavegabilidad, el Ministerio de Defensa explica que “como consecuencia del accidente del Yakovlev-42 y las investigaciones posteriores, se decidió adoptar un conjunto de medidas destinadas a extremar la seguridad, tanto en el transporte de tropas como en los medios utilizados por los soldados y marineros de las Fuerzas Armadas españolas”. Por ello, en noviembre de 2004, la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa adoptó las siguientes medidas: 1. Acelerar la redacción y aprobación del Reglamento de Aeronavegabilidad, cuya elaboración se había quedado estancada durante los últimos años. Fue aprobado el 26 de noviembre de 2004. 2. Adoptar la decisión de que no vuelen helicópteros que no dispongan del certificado de aeronavegabilidad. 3. Y elaborar un Plan Especial de Inspección y Certificación, que se ha desarrollado a lo largo de 2005, para que todas las aeronaves de las Fuerzas Armadas cuenten con el certificado de aeronavegabilidad y garantizar, de esta forma, la máxima seguridad de los tripulantes en todos los vuelos. Según la versión oficial, actualmente, todas las aeronaves de las Fuerzas Armadas que desarrollan labores operativas cuentan con el mencionado certificado. Quienes realizan las inspecciones de los aparatos para las Fuerzas Armadas son ingenieros civiles; unos 50 operarios, según el Ministerio. Además, “se prevé que los 17 helicópteros Chinook (CH-17) dispongan de una certificación a lo largo de 2006”.

·Publicidad·
·Publicidad·