Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El CNI está contactando con periodistas para hacer llegar a la opinión pública el “buen trabajo” realizado por este departamento en la lucha contra ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) están sondeando a periodistas para intentar hacer llegar a la opinión pública a través de sus informaciones una imagen favorable en la lucha policial contra el terrorismo etarra.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, agentes de los servicios de Inteligencia españoles llevan algunas semanas aproximándose a profesionales de la información para transmitirles un mensaje: el “buen trabajo” del Gobierno, del Ministerio del Interior, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y, por supuesto, del CNI en la lucha contra ETA.

Estos acercamientos se están produciendo con gran discreción y en lugares, habitualmente, privados. La temática de las conversaciones suele ser variada al inicio de esos encuentros: se pasa de la situación personal del informador hasta la elección de Carme Chacón como ministra de Defensa.

No obstante, el objetivo final de estos contactos es intentar persuadir a los periodistas para que en las informaciones que publican en sus respectivos medios de comunicación den a conocer a sus lectores, oyentes o telespectadores la eficacia de la lucha antiterrorista y transmitan una visión favorable a la labor que realizan a diarios las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

Los agentes del CNI manejan cifras que avalan esa “buena gestión” en la lucha antiterrorista. Explican que, desde el año 2000, “más de 600 miembros de ETA o de su entorno más cercano” han sido detenidos y puestos a disposición judicial. Dentro de esa cifra, la inteligencia española engloba tanto a los miembros pertenecientes a la banda terrorista, como a los dirigentes de Batasuna o los activistas de la ‘kale borroka’ encarcelados. 

Hace dos años, tal y como se publicó en estas páginas, el CNI puso en marcha una estrategia de acercamiento a la sociedadvéalo aquí-. Entonces, los servicios de Inteligencia españoles reconocían que existe una evidente relación de desconfianza con los medios por las trabas que impone la Ley de Secretos Oficiales.

ECD se ha puesto en contacto con el CNI para recabar más detalles de esas conversaciones privadas de algunos de sus agentes. Un responsable oficial ha asegurado que la propia Ley de Secretos Oficiales les impide facilitar cualquier tipo de información sobre el Centro.

·Publicidad·
·Publicidad·