Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El CNI relegó a un segundo plano la investigación sobre ETA tras la tragedia del 11-M y se centró en el terrorismo islámico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El atentado perpetrado por ETA el pasado 30 de diciembre en la T-4 ha dejado en el aire varios interrogantes surgidos tras las intervenciones de los responsables del Gobierno. El Ejecutivo asegura que no tenía información sobre un atentado de esas características. Un hecho es cierto: tras el 11-M, en el CNI se priorizaron las investigaciones sobre el terrorismo islámico.

La masacre cometida el 11 de marzo de 2004, en Madrid, con la muerte de casi dos centenares de personas, cogió por sorpresa –o, al menos, así se denunció- a los servicios antiterroristas, tanto del Cuerpo Nacional de Policía, como de la Guardia Civil o el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Todos ellos, por tradición e historia, estaban centrados en investigar las actividades delictivas de ETA.

A raíz de aquel atentado, los servicios antiterroristas se reforzaron en aquellos departamentos y el hecho de que ETA llevara bastante tiempo sin cometer atentados mortales y declarara posteriormente, en marzo del pasado año, un alto el fuego permanente hicieron cambiar el rumbo de las prioridades.

Fuentes de los servicios de información aseguran a El Confidencial Digital que el Centro Nacional de Inteligencia ha priorizado las investigaciones sobre el terrorismo islámico y esto ha provocado que se “aparcaran” algunas sobre la banda terrorista ETA. Sin embargo, también se advierte que eso no quiere decir que “los agentes que se ocupan del trabajo de calle no tuvieran la mosca detrás de la oreja” ante lo que se estaba gestando.

Al mismo tiempo, la estrategia política del Gobierno ha predominado sobre la estrategia policial a pesar de que desde el Ejecutivo se ha insistido en que las Fuerzas de Seguridad “no han bajado la guardia”. En estos 9 meses de alto el fuego, Policía, Guardia Civil y CNI han dejado en “stand by” algunas pesquisas porque así se recomendaba desde ámbitos políticos.

Coincide además el hecho de que uno de los mandos del CNI, especializado en la lucha contra ETA, dimitió, según publicó el diario El Mundo, unos días antes del atentado de Barajas. Y lo hizo, según se apuntaba en esa información, por el clima de “desmoralización” entre la élite de la lucha antiterrorista por la inacción del Gobierno contra la banda terrorista.

·Publicidad·
·Publicidad·