Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Sigue el modelo de las de Estados Unidos, Noruega y Finlandia

Cataluña será una república, según la 'constitución catalana' que prepara Artur Mas

El texto está siendo redactado por juristas del Consejo Asesor para la Transición Nacional. Lo tendrán listo para después de la consulta independentista del 9 de noviembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar de la negativa del Congreso de los Diputados a ceder a la Generalitat la competencia para celebrar un referéndum, Artur Mas mantiene su hoja de ruta en la dirección de convocar la consulta para decidir si Cataluña se separa del resto de España. Es más. Encargó hace meses al Consejo Asesor para la Transición Nacional un borrador de 'constitución catalana', para que esté listo antes de que finalice 2014.


Artur Mas debajo de una bandera catalana. Artur Mas debajo de una bandera catalana.

El Consejo, creado por el gobierno catalán en febrero de 2013, recibió el encargo de redactar 19 informes sobre las consecuencias que tendría la secesión, y sobre los retos que tendrían que afrontar las instituciones catalanas en caso de declararse la independencia.

Hasta ahora, el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) ha publicado varios informes: sobre las relaciones de una Cataluña independiente con el Estado español; sobre la internacionalización del proceso soberanista; y sobre la futura administración tributaria catalana, entre otros asuntos.

El Confidencial Digital ha podido saber que este organismo asesor del gobierno catalán está también inmerso en la elaboración de otro documento con mucha mayor trascendencia política: una 'constitución catalana' que establezca y regule ese hipotético estado independiente.

Preparada por si se logra la independencia

Fuentes cercanas al Consejo Asesor para la Transición Nacional, a las que ha tenido acceso ECD, revelan que en el mes de enero este organismo comenzó a preparar, por indicación de la Generalitat, ese borrador de carta magna, con el objetivo de que las instituciones catalanas tengan un texto preparado en previsión de que se celebre la consulta y en la misma ganen los partidarios de que Cataluña se convierta en un estado independiente.

El peso de la redacción de esta 'constitución catalana' lo están llevando, principalmente, dos de los  trece miembros del CATN: Enoch Albertí Rovira, catedrático de Derecho Constitucional y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona; y Ferran Requejo i Coll, catedrático de Ciencia Política de la Universidad Pompeu Fabra. Estos dos catedráticos están recibiendo asesoramiento de otros expertos, tanto españoles como extranjeros.

Rechaza la posibilidad de una monarquía

El Consejo Asesor para la Transición Nacional está llevando este proyecto con la máxima discreción, pero ECD ha podido conocer algunos de los detalles que incluye el primer borrador, que ya está redactado; por ejemplo, lo que refiere a la forma de gobierno que tendría una Cataluña independiente.

Uno de los expertos que está colaborando en la elaboración de la constitución revela que el texto define a Cataluña como una república. Esta referencia a la forma de gobierno aparece al principio del texto, en uno de los primeros artículos del documento.

La dicotomía entre república y monarquía ha sido una de las incógnitas que se han planteado los partidarios de la independencia de Cataluña. Aunque la mayoría de propuestas han ido por el camino de instaurar una república en ese nuevo 'estado catalán independiente', también ha habido quien ha planteado la posibilidad de mantener la monarquía, con un modelo similar al de la Commonwealth, es decir, la relación del Reino Unido con sus antiguas colonias: son estados independientes, como Australia, Nueva Zelanda y Canadá, pero mantienen a la reina Isabel II como jefa de Estado.

Sin embargo, en el borrador de constitución catalana los redactores han desechado la posibilidad de una monarquía -con o sin el rey Juan Carlos al frente- y han apostado directamente por la república.

No habrá Tribunal Constitucional

El Confidencial Digital también ha podido saber que el texto que está elaborando el Consejo Asesor para la Transición Nacional contempla la creación de un Tribunal Supremo como máximo órgano con jurisdicción en toda Cataluña.

Según los expertos conocedores del proceso de redacción, este Tribunal Supremo tendría las cuatro salas tradicionales -de lo civil, de lo penal, de lo contencioso-administrativo y de lo social, sin sala militar-, a las que se añadiría una sala constitucional.

Esta última sería la encargada de resolver los conflictos que pudieran surgir en la interpretación de la 'constitución catalana'. Así se evitaría, explican las fuentes consultadas, crear un Tribunal Constitucional como el español, que no está compuesto por jueces, sino por juristas (profesores, catedráticos, fiscales) nombrados por el parlamento. A ese respecto, las sentencias del TC sobre el Estatuto de Cataluña, o sobre la declaración de soberanía, han recibido las críticas de los independentistas catalanes, que lo acusan de ser un órgano político e influido por PP y PSOE.

Se inspira en las de Estados Unidos, Noruega y Finlandia

En la articulación de este texto constitucional -que es bastante corto, ya que no supera los cien artículos- los miembros del organismo asesor de Artur Mas y sus colaboradores se están inspirando en las constituciones de otros países, sobre todo los nórdicos como Noruega y Finlandia, y en los anglosajones, con especial atención a la de Estados Unidos.

“Se trata de un texto muy claro, con artículos cortos, para que sea fácil de entender por la ciudadanía”, explican las fuentes consultadas, que añaden que, si se declarara la independencia y se tuviera que aprobar una carta magna, ésta se sometería a referéndum popular.

Uno de los objetivos de los redactores es que la 'constitución catalana' evite los errores que, a su juicio, presenta la carta magna española de 1978. Para ello, buscan incluir preceptos muy claros, que no tengan que ser interpretados. Y es semejante a la constitución estadounidense, que se centra en declarar unos principios y reconocer derechos y libertades, “sin querer regularlo todo, como la actual Constitución Española”.

Después del referéndum del 9 de noviembre

El primer borrador de constitución ya está redactado, pero los autores y asesores externos aún seguirán puliendo detalles.

Los plazos marcados por el gobierno catalán al Consejo Asesor para la Transición Nacional establecen que no se termine hasta después del 9 de noviembre, fecha en la que Artur Mas pretende celebrar el referéndum independentista. Después de ese día será cuando el pleno del organismo vote la propuesta definitiva de constitución.

Se trata de que esté lista por si hay consulta y gana el sí, para que la Generalitat cuente con un texto de partida, sobre el que los partidos podrían hacer modificaciones”, explica uno de los expertos que está realizando aportaciones a esta constitución.

Añade que el gobierno catalán no está interviniendo en absoluto en el proceso de  elaboración del texto. Admite a ECD que esta constitución para un estado catalán independiente “puede acabar viendo la luz o no; si finalmente se acuerda un nuevo encaje de Cataluña en España (federal, o confederal...), esta constitución no será necesaria”.


·Publicidad·
·Publicidad·