Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Ejército de Tierra sigue instalando inhibidores en los vehículos para Líbano dos años después de la muerte de seis soldados españoles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 25 de junio de 2006 seis militares españoles destinados en Líbano fallecieron a bordo de un BMR. El entonces ministro de Defensa, José Antonio Alonso, explicó que el vehículo no tenía inhibidores de frecuencia. Dos años después, se continúan instalando estos componentes electrónicos.

El ex Ministro de Defensa, José Antonio Alonso, explicó tras el fallecimiento de seis militares españoles en la misión de Líbano que no todos los vehículos militares desplegados en la misión tenían inhibidores de frecuencia. El atentado se produjo como consecuencia de un artefacto explosivo accionado a distancia.

En aquellas explicaciones oficiales, Alonso precisó que el 7 de noviembre de 2006, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Félix Sanz Roldán, había ordenado que todos los vehículos llevaran inhibidores.

Sin embargo, la situación real de las tropas se dio a conocer con la muerte de estos seis soldados españoles. Según Alonso, la empresa que fabrica estos inhibidores suministró los componentes siete meses después de la requisitoria del JEMAD, el 30 de mayo de 2007.

Alonso añadió tras el ataque terrorista que los primeros equipos electrónicos que se entregaron fueron instalados en los vehículos para Afganistán, pero que el objetivo es que todos los medios terrestres tuvieran estos aparatos.

Según las fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, vehículos todo terreno y blindados como los BMR desplegados en Líbano, regresan a España para que les sean instalados los equipos anti frecuencias. El montaje de estos aparatos se está llevando a cabo en el Parque y Centro de Mantenimiento de material de Transmisiones del acuartelamiento ‘Zarco del Valle’, en El Pardo, Madrid. “No se trata de reparaciones”, concluyen las mismas fuentes.

Los especialistas de El Pardo también están realizando la instalación de inhibidores en los transportes terrestres del contingente nacional desplegado en Afganistán.