Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Una eufórica Esperanza Aguirre pronuncia una conferencia “presidencial”, a pesar de que asegura que no aspira a ser jefa del Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esperanza Aguirre está eufórica, tras la decisión de Mariano Rajoy en relación sobre la lista de Madrid. Se le nota externamente, y lo confirman personas del Partido Popular que trabajan en la sede de la calle Génova. Se apreció el lunes en los desayunos de Europa Press.

Al acto asistió toda la cúpula del PP nacional, del madrileño, pero se notaron ausencias de miembros del ayuntamiento. No estuvo, por supuesto, el alcalde, pero tampoco asistió (y es significativo) Ana Botella. Aunque Aguirre contó con una entusiasta “clac”, que en varios ocasiones prorrumpió en aplausos a su líder regional.

La dirigente madrileña protagonizó una intervención propia de un candidato a la presidencia del Gobierno, magnificado por la expectación periodística que logró, con más de una docena de cámaras de televisión. Tras una primera parte centrada en destacar la privilegiada situación económica de Madrid, pasó a hablar de asuntos nacionales.

Aludiendo a los objetivos y planteamientos del Partido Popular utilizó permanentemente el plural. “Haremos”, “conseguiremos, “nos presentamos a las elecciones generales para”. Explicó que las prioridades del PP serán la economía, la educación (daremos un vuelco) y la seguridad.

Cuando surgió la cuestión de Ruiz Gallardón, se notó que llevaba muy preparada la respuesta: utilizó la palabra “zanjado” y no quiso entrar en más. No desmintió que planteara ir también ella en las listas por Madrid. Y a la cuestión de las diferencias dentro del PP respondió que donde hay problemas es en el PSOE, que ha sufrido una “escisión”: la salida de Rosa Díez.

Afirmó que no cree que el alcalde de Madrid vaya a dejar la política. Y cuando se le preguntó si ella aspira a convertirse en presidente del Gobierno, contestó con un simple “no”. “Están colmadas mis aspiraciones políticas”, añadió. Aunque la declaración no sonó muy convincente. Reveló que ha recibido muchas peticiones para que vaya en la lista de Madrid en último lugar.

Se “mojó” mucho al decir que pone la mano en el fuego por Luis Armada, el alto cargo de la Comunidad investigado por corrupción. Explicó que la denunciante (por un asunto de goteras y filtraciones en su casa), Margarita Botija, agredió a Rodríguez Sahagún cuando inauguró el túnel de la plaza de Castilla.

Piropeó a las empresas constructoras (buen número de sus presidentes asistían al desayuno) y explicó que el proyectado cierre de la M-50, mediante un complicado túnel, será de peaje. Y, en un lapsus, hablando del Real Madrid remitió a Florentino Pérez, allí presente, cuando el presidente del club blanco es Ramón Calderón y también asistía al desayuno.

·Publicidad·
·Publicidad·