Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Expertos en Inteligencia sospechan que el servicio secreto marroquí intenta ‘dinamitar’ el espionaje militar español en Ceuta y Melilla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El caso del teniente coronel del servicio de Inteligencia de la Comandancia General de Ceuta, cesado tras investigar presuntamente a sindicatos y asociaciones vecinales, ha levantado una sospecha entre expertos en espionaje: ¿qué papel ha jugado Marruecos en lo sucedido?

El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, el General Carlos Villar, ordenó hace unos días el cese inmediato de un teniente coronel del Servicio de Inteligencia de la Comandancia General de Ceuta por haber investigado durante un mes a dirigentes de los sindicatos UGT y CCOO. Además, habría hecho otro tanto con miembros de una asociación de vecinos en 2006.

La historia, aparecida en la prensa la semana pasada, ha adquirido un tono dramático con el intento de suicidio del militar cesado. Pero… ¿cuál ha sido la causa última de los hechos acaecidos en esta unidad de inteligencia militar?

Informaciones recogidas por El Confidencial Digital en fuentes de la inteligencia española sostienen que la filtración de los seguimientos podría ser parte de una operación más amplia, orquestada por los Servicios Secretos del Reino de Marruecos, que buscaría desestabilizar a las Fuerzas Armadas en las ciudades autónomas españoles del norte de África.

No han pasado inadvertidas a la prensa local las extrañas circunstancias de la “filtración” de los citados seguimientos. Ya ha sido publicado que el origen de la contra investigación iniciada por los civiles objeto de seguimiento han seguido la pista facilitada por soldados de origen musulmán a los que se obligó a darse de baja de su condición militar.

¿Un ‘agit-pro’ proveniente de los Servicios del reino Alauita? En el caso de que así fuera, todos los expertos convienen en señalar que se trataría de una circunstancia que obligaría a intervenir al Centro de Inteligencia y Seguridad del Ejército de Tierra (CISET), responsable de la coordinación de la inteligencia en este cuerpo.

De lo que no cabe duda es del interés del Reino de Marruecos en lograr infiltraciones en la Fuerzas Armadas de España, una circunstancia que se ha hecho patente en otras ocasiones como cuando fueron detenidos soldados de origen marroquí fotografiando polvorines militares.

Otras de las circunstancias de la que alertan las fuentes consultadas por ECD es la desconfianza que esta situación puede generar entre la tropa allí destinada hacía sus compañeros de filas de origen musulmán. La desconfianza puede alcanzar incluso a los mandos que no habrían apoyado al susodicho Teniente General, “primando lo políticamente correcto sobre las razones de Estado”.

Esto ha sido posible gracias a la ausencia de cobertura legal de los servicios de inteligencia militares. Hay que recordar que si bien el CNI puede actuar bajo resguardo judicial, los trabajos de las unidades de inteligencia militar han de moverse en la frontera de la ilegalidad en bastantes ocasiones.

Estos encuentran dificultades en sucesos tan comunes como la detección de los fraudes en las bajas laborales por enfermedad o el tráfico de droga en los cuarteles con conexiones al exterior.