Sábado 10/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Fundación Gregorio Ordóñez consigue 30.000 euros en un mes: tres veces más que la subvención otorgada por el Gobierno Vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fundación que lleva el nombre del político del PP asesinado por ETA hace doce años puso en marcha una campaña a través de SMS y una cuenta bancaria y ha conseguido recaudar en el mes que ha durado la iniciativa el triple de lo concedido por el Gobierno Vasco para el año 2007.

Las dificultades económicas llevaron a la Fundación Gregorio Ordóñez a poner en marcha el 26 de diciembre una campaña para recaudar fondos a través del envío de mensajes a móviles. Había que enviar un mensaje al número 5767 con la palabra “Goyo”. El coste del mismo era de 1,2 euros, cantidad de la que la fundación recibiría algo menos de la mitad.

Este lunes concluyó esa campaña y sus responsables están muy satisfechos. Gracias a los móviles y a las donaciones hechas a través de la cuenta 0182 5709 48 0010513502, del BBVA, la fundación ha conseguido recaudar 30.000 euros, según han confirmado a El Confidencial Digital fuentes de la asociación.

Esos 30.000 euros son el triple de lo que el Gobierno Vasco les ha concedido para sufragar los gastos de mantenimiento de la fundación este 2007. 10.000 euros es la ayuda del Ejecutivo de Ibarreche, exactamente la misma cantidad que les otorgó hace dos años: “ni siquiera han contemplado la subida del IPC”, dicen entre risas sus responsables.

El año pasado el Ministerio del Interior les dio 14.000 euros, algo superior a lo de años anteriores, pero también insuficiente según sus promotores.

La Fundación Gregorio Ordóñez ha entregado este pasado viernes su galardón al ex presidente del Gobierno, José María Aznar. Un emotivo acto que se vio empañado un día después por los sucesos protagonizados por un grupo de radicales en el cementerio de Polloe, donde está enterrado Gregorio Ordóñez.

Varios jóvenes “distrajeron” la atención de la Ertzaintza en el barrio de Egía cuando su verdadera intención era “profanar” la tumba del dirigente asesinado por ETA. La rápida actuación de la policía autonómica vasca impidió que el ataque llegara a mayores.