Miércoles 23/08/2017. Actualizado 13:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno está bajo sospecha por la “enmienda Florentino”. Acusaciones de legislar para las constructoras y de dejar a las empresas españolas a merced de especuladores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno está bajo sospecha. Es lo que se afirma en algunos de los principales sectores industriales y económicos del país. Motivo: la enmienda-sorpresa para eliminar los “blindajes” en las grandes compañías. Y hay acusaciones de bastante calado.

La llamada “enmienda Florentino” a la Ley de Auditorias, actualmente en tramitación en el Congreso, presentada por sorpresa y a última hora por el Grupo Socialista, que pretende modificar la Ley de Sociedades Anónimas en lo relativo a la limitación de voto en los consejos de administración de las grandes compañías (la cláusula de blindaje, que reduce la capacidad al 10 por ciento), ha provocado sorpresa y malestar en sectores industriales y económicos, que no acaban de entender la posición del Gobierno. Y también en ámbitos políticos.

Fuentes económicas de alto nivel consultadas por El Confidencial Digital resumen de esta forma la valoración que hacen de ese intento:

-La enmienda socialista decía que, con esa medida, nos ajustaríamos a lo que ocurre en Europa. No es cierto. La Comisión Europea no ha dicho nada en contra de los blindajes. De los 27 países de la UE, 25 tienen los tienen. Sólo no existen en Italia (pero allí no entra nadie a comprar empresas, como se ha comprobado repetidas veces) y en Alemania (las fusiones ya se han hecho y además hay presencia pública en los consejos de administración de grandes compañías a través de los lánder).

-Sin cláusula de blindaje, se permite que determinadas personas o grupos se hagan con el control de una compañía sin lanzar una OPA. Son lo que se llaman “operaciones manada”.

-Es lo que se vio en España cuando algunos bancos vendieron constructoras: Banco Santander vendió Dragados a ACS (Florentino Pérez) y Vallehermoso a Sacyr (Luis del Rivero), mientras BBVA vendió Metrovacesa a Bami (Joaquín Rivero), por ejemplo.

-En muchos de estos casos, quienes entraban compraron porcentajes minoritarios, se hicieron después con el consejo y a continuación tomaron decisiones globales que perjudicaron a los minoritarios.

-Los minoritarios no tienen defensa, si desaparece la cláusula del 10 por ciento.

¿Legislando para las constructoras?

-¿Está el Gobierno actual legislando ‘para’ el sector constructor? En materia de infraestructuras, se anuncian proyectos para ayudar a las autopistas, se habla de ayudas fiscales.

-Ha anunciado un plan de rehabilitación de viviendas. Después de acusar a la construcción de ser culpable de la crisis y de proponerse acabar con el modelo, ¿ahora quiere ayudarles?

-En significativa la entrada y los apoyos que tienen en La Moncloa, directamente o por persona interpuesta, constructores como Florentino Pérez (presente en Iberdrola) y Luis del Rivero (presente en Repsol). De Moncloa salió la enmienda para suprimir el blindaje.

-Es verdad que algunas constructoras están en apuros. El Banco de España permitió a la gran banca no provisionar todo lo que tiene en construcción, pero ahora ha de provisionar, y no hay crédito.

-Las constructoras van al mercado y no les dan un duro. ACS quiere vender sus puertos pero no encuentra comprador.

Un problema de modelo económico

-Eliminar la cláusula de blindaje dejará a las empresas españolas sin defensa, a merced de inversores sin escrúpulos y de inversores internacionales.

-Es un problema de qué modelo económico quiere el Gobierno para España. Si se desean grandes grupos nacionales, con compañías actoras, o se elige dar entrada libre al capital-riesgo, que entra en las compañías, trocea, vende al mejor postor… La enmienda supondría poner las compañías en manos de inversores extranjeros.

-En el caso de Sacyr, si se eliminara el tope político al voto en el consejo de administración, conseguiría monetizar su actual posición accionarial en Repsol. Y entonces, podría vender su participación en la petrolera porque ya tendría valor. Incluso a un grupo como Lukoil, que ahora no entra porque no le interesa adquirir el 20 por ciento y sólo tener poder por el 10 por ciento.

Las fuentes económicas añaden que en esta ‘partida’ se están jugando mucho dinero personajes como los March, los ‘Albertos’, Florentino Pérez, Abelló… La deuda de ACS es de 9.000 millones de euros, 5.000 de ellos debidos a la posición en Iberdrola, donde hay una minusvalía de 2.000 millones.

El PSOE presiona a tope

Fuentes políticas a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital cuentan que desde el Gobierno y el PSOE se está presionando muy duramente para sacar adelante la enmienda, que tendrá que votarse en el Congreso el próximo día 24.

En este momento, las posiciones están así:

-El PNV se ha posicionado en contra de la enmienda.

-Convergencia y Unión se lo está pensando. Se da la circunstancia de que La Caixa se encuentra presente de modo significativo en Repsol, donde no interesa la supresión del ‘blindaje’ y se quiere frenar a Luis del Rivero. Y que el ex diputado catalán Miguel Roca figura en el consejo de ACS.

-El Partido Popular aún no ha decidido. No obstante, fuentes de Génova comentan que la enmienda se metió “por sorpresa y por la puerta de atrás”, y que los socialistas tenían que haber hablado antes con empresarios y con los otros grupos.

La impresión en estos momentos es que los populares plantearán que una enmienda de ese tipo se debata con tiempo y tranquilidad, que se tramite incluso como ley y no como enmienda.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·