Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Guardia Civil enviará agentes a Guatemala para una misión que contempla invadir domicilios sin orden del juez y abrir cartas privadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un grupo de efectivos de la Guardia Civil partirá en breve hacia centroamérica para formar parte de un cuerpo creado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Entre los cometidos de esta misión figuran tareas como abrir cartas o allanar fincas privadas.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, unos 200 efectivos policiales de todo el mundo llegarán “de manera inminente” a Guatemala. Entre ellos se incluye un grupo de agentes del Instituto armado español, en número por determinar. Se trata de una misión de “colaboración internacional” dirigida por el juez español, Carlos Castresana, que en su día trabajó junto a Baltasar Garzón.

Algunos guardias civiles consultados por ECD califican esta misión de “peligrosa”, a pesar de estar aprobada por el Congreso de la República guatemalteca y por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Explican que el trabajo de esta Comisión en la que participa la Guardia Civil es investigar a posibles ciudadanos corruptos y miembros de los anteriores Gobiernos de las dictaduras. A todo esto hay que añadir que en Guatemala unos 7.000 ciudadanos mueren al año de forma violenta.

Según el diario local La Opinión, estas son algunas de las funciones que deberán llevar a cabo los miembros de esta misión internacional en la que participa la Guardia Civil:

-- Examinar cartas, documentos, libros, comunicaciones telefónicas, radiofónicas y electrónicas de cualquier ciudadano.

-- Investigar y acusar a ciudadanos sospechosos de presunta complicidad con ejecutores de actos criminales.

-- Invadir o allanar la casa de cualquier ciudadano, sin orden de juez.

-- Penetrar en cualquier tierra, terreno o finca que sea propiedad privada, sin orden de juez.

-- Obligar a los ciudadanos a dar la información que se les requiera.

-- Acusar de complicidad con actos criminales, a cualquier funcionario o empleado público que no brinde la colaboración solicitada, aunque el requerimiento sea inconstitucional y la ley no lo obligue.

-- Ocultar testimonios acusatorios, de modo que el ciudadano acusado no pueda saber quién lo acusa.

Los cargos electos tampoco podrán acogerse a su condición de aforados: “los tres organismos del Estado de Guatemala tienen que someterse a ese extraordinario poder ilegal de la CICIG, absurdamente otorgado por uno de esos mismos organismos, es decir, por el Organismo Legislativo, constituido por el Congreso de la República. Así, pues, funcionarios legislativos o diputados; funcionarios judiciales o magistrados y jueces, y funcionarios ejecutivos, o Presidente de la República y Ministros, tendrán que ser servidores incondicionales de los funcionarios de la CICIG”.

La Dirección General de la Guardia Civil sacó a concurso hace unos meses las plazas para los guardias civiles que quisieran participar en esta misión. Para ello, se requerían cinco años de experiencia en Policía Judicial, información o protección personal (escolta).

·Publicidad·
·Publicidad·