Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Guardias Civiles del País Vasco reprochan al Gobierno que atienda a asesinos en huelga de hambre y no indulte a un agente ‘condenado por gastroenteritis’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Recientemente ha ingresado en la prisión de Alcalá Meco un guardia civil de Eibar, Francisco Oviedo, tras ser condenado a seis meses de cárcel por no entregar los justificantes de enfermedad de los dos días en que no pudo trabajar por gastroenteritis. Sus compañeros del País Vasco preparan un comunicado de apoyo, al que ha tenido acceso este confidencial.

El Confidencial Digital ha tenido acceso al comunicado que la delegación del País Vasco de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC), está pensando hacer público en los próximos días. La causa del mismo es el ingreso en la prisión de Alcalá Meco (Madrid) del guardia civil Francisco Oviedo Zabala, para cumplir una pena de seis meses de cárcel por ausentarse dos días de su puesto de trabajo en la Comandancia de Guipúzcoa, a causa de una gastroenteritis.   En un momento en que ha trascendido la negativa del Gobierno de Zapatero a legislar el asociacionismo dentro de la Benemérita y el retraso del proyectado estatuto de derechos y deberes, la noticia de la condena del citado agente por un Tribunal Militar ha despertado las iras de sus compañeros en la Comandancia de Guipúzcoa donde desempeñaba su trabajo.   “¿Dónde esta el Gobierno que negocia con asesinos el llamado proceso de paz, donde esta dispuesto a sacar a la calle o acercar presos de ETA al País Vasco, a pesar de las leyes, y no es capaz de entregar generosamente el indulto a uno de sus trabajadores en un acto que para toda la sociedad es injusto por culpa de un reglamento?”   Para los guardias civiles autores del pliego de denuncia sería necesario que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero indulte al agente, por razones de justicia. Por esta causa se preguntan “¿cuántas horas y servicios habrá prestado Oviedo a la sociedad?. Y seguro que sin reclamar nada a cambio, con una hoja de servicios intachable, por unas cuantas pesetas en las horas extras. Pero eso no vale”.   El actual desarrollo del llamado “proceso de paz” sirve también de argumento para la crítica de la decisión judicial tomada con el citado guardia civil. Por ejemplo se quejan de que en estos momentos en “los que sale prácticamente gratis el quemar un cajero” o añaden “en que hasta los terroristas se ponen en huelga de hambre para reclamar la libertad después de asesinar a 25 personas (...)” cada vez sea más difícil trabajar con arreglo a “unas normas que impiden y recortan las libertades en un puesto de trabajo como el ser funcionario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”.   La reunión de Patxi López con Batasuna sirve también de argumento con el que presionar a los responsables políticos. Por esto sostienen que en estos tiempos en que “cualquiera se puede reunir con asesinos o delincuentes con cualquier excusa” (...)”No es suficiente que hubiera llamado –el guardia civil- antes del servicio para decir que se encontraba mal, no es suficiente que diera su palabra de no poder encontrarse en condiciones de realizar un servicio. Tiene que pagarlo, ¿y como?, con la cárcel”.   Finalmente, y tras enviar su apoyo al guardia condenado (desde el norte estamos con él, con su familia y sus amigos. No estáis solos) también se repasan otros males del Instituto Armado, como la escasez de los sueldos, la “política de enchufismo para determinados destinos y misiones” o la impotencia ante ciertos “mandos y miembros que tienen hechos indignos demostrados en sentencias”. Alguno de ellos son problemas señalados en la Comandancia de Guipúzcoa, donde en fechas recientes se han producido algunos incidentes relatados por este medio.   Desde ASIGC se ha exigido estos últimos una nueva ley disciplinaria de la Guardia Civil para que se desvincule a la Benemérita de los tribunales militares cuando no se trate de dirimir situaciones relacionadas con actividades militares.