Lunes 26/09/2016. Actualizado 13:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

IU se plantea abandonar la sede de la calle Olimpo en Madrid acuciada por unas deudas que rondan los 13 millones de euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La federación liderada por Gaspar Llamazares tiene en estos momentos una deuda reconocida de 12.600.000 euros, aproximadamente. Para evitar la quiebra financiera de la formación, IU se plantea ahora abandonar su sede federal en Madrid y amortizar así parte de su pasivo.

La federación liderada por Gaspar Llamazares tiene en estos momentos una deuda reconocida de 12.600.000 euros, aproximadamente. Para evitar la quiebra financiera de la formación, IU se plantea ahora abandonar su sede federal en Madrid y amortizar así parte de su pasivo.

 

Los dirigentes de IU tienen claro que la crisis financiera que atraviesa en estos momentos la federación exige actuaciones rápidas y eficaces. Actualmente sólo hay dinero para pagar las deudas contraídas con los bancos o, lo que es lo mismo, si no se aborda con urgencia un plan de viabilidad, la formación podría entrar en quiebra.

 

De ahí que ya esté casi ultimado un plan de viabilidad dirigido a recuperar la confianza de las entidades financieras. Se están planteando actuaciones en distintos niveles que pasa, en primer lugar, por un riguroso plan de ajuste y austeridad a desarrollar en cinco o seis meses.

 

Para la renegociación de la deuda, la federación estudia comerciar con el patrimonio del que IU dispone en la actualidad. Un destacado dirigente ha reconocido a ECD que la federación baraja en estos momentos negociar con sus propiedades con el objetivo de obtener los mejores recursos y partir de una situación más saneada.

 

Concretamente, se estaría negociando ahora la venta de la sede federal que IU tiene en Madrid y la reubicación de la organización en otro local. La traumática decisión, explican con cierta pesadumbre desde el entorno de Gaspar Llamazares, sólo serviría no obstante para reducir la deuda, no para obtener más ingresos.