Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Incomodidad en el Gobierno: la Asamblea General de la Federación Internacional de Patinaje resuelve este viernes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este viernes la Asamblea General de la Federación Internacional de Patinaje debe ratificar o no en California el reconocimiento de la Federación Catalana como “selección nacional” de ese deporte. Según ha podido saber ECD, el Gobierno se encuentra muy incómodo ante esta resolución de la que difícilmente saldrá bien parado.

Este viernes la Asamblea General de la Federación Internacional de Patinaje debe ratificar o no en California el reconocimiento de la Federación Catalana como “selección nacional” de ese deporte. Según ha podido saber ECD, el Gobierno se encuentra muy incómodo ante esta resolución de la que difícilmente saldrá bien parado.

 

El pasado mes de marzo, se anunció el reconocimiento por parte de la Federación Internacional de Patinaje de Cataluña como “selección nacional”. El sorprendente acuerdo debía ser ratificado por la Asamblea General de este organismo, hecho que –según fuentes consultadas por este confidencial- tendrá lugar este viernes en Estados Unidos.

 

Ante esta resolución, el Gobierno de Rodríguez Zapatero parece no encontrarse nada cómodo. “Sólo tenemos que perder”, se escucha decir en Moncloa. A juicio del Ejecutivo, si se falla contra la solicitud de la Federación Catalana, los partidos nacionalistas podrían poner en jaque nuevamente los Presupuestos Generales para 2005.

 

ERC podría deducir supuestas presiones del PSOE sobre la Federación Internacional para que sea ella la que niegue tal reconocimiento y libere a los socialistas españoles de la responsabilidad de un pronunciamiento de estas características.

 

Si el máximo organismo internacional de patinaje, en cambio, se inclinara el viernes por un voto afirmativo a las pretensiones catalanas, en Moncloa ya esperan una reacción airada desde las filas del Partido Popular que intentaría, sin duda, desgastar al máximo a Zapatero.

 

Por tanto, el Gobierno de Rodríguez Zapatero debe gestionar ahora este dilema: enfadar a sus socios del tripartito o dar la posibilidad de que el PP se rearme en el debate autonómico.

·Publicidad·
·Publicidad·