Lunes 21/08/2017. Actualizado 02:39h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Enfado también en la cúpula del PP

Cómo ha visto Mariano Rajoy la espantada de Ana Botella

1) Ha abierto la batalla por la sucesión en Madrid antes de tiempo. 2) Le ha roto la estrategia de nombrar candidatos. 3) Ha quedado desautorizada como alcaldesa. 4) Resumen: un error de principiante

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El anuncio de Ana Botella de que no será candidata a la alcaldía en 2015 ha provocado enorme marejada en el PP. Hay enfado en la dirección nacional del partido, pero, sobre todo, ha molestado sobremanera al propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Aunque públicamente no ha hecho comentarios negativos, lo cierto es que está que trina.

Rajoy y Ana Botella. Rajoy y Ana Botella.

Según explican a El Confidencial Digital  fuentes cercanas al presidente del Gobierno, la forma de actuar de Ana Botella ha indignado al jefe del Ejecutivo. La precipitación en el anuncio, así como las formas en las que éste se ha producido, le han irritado especialmente. Mariano Rajoy no esperaba un comportamiento así.

El presidente ya había comentado en diversas ocasiones que una de las cosas que más le molestan es que cargos públicos del partido “se bajen del tren en marcha”, que es lo que ha hecho la alcaldesa.

Esa expresión, explican desde el Gobierno, se le pudo oír a Rajoy cuando Jaime Mayor-Oreja rechazó repetir como candidato del PP a las elecciones europeas y lo anunció públicamente. Ahora “la historia se repite. Y puede traer mucho más ruido mediático que la renuncia de Jaime”, añaden las fuentes consultadas.

Ha acelerado la batalla por la sucesión

El entorno de Mariano Rajoy asegura que el principal reproche que el presidente hace a Ana Botella es que, con su precipitado anuncio, cuando todavía faltan ocho meses para la celebración de las elecciones municipales, ha acelerado la batalla interna dentro el PP por la nominación al ayuntamiento de Madrid.

En este sentido, el presidente del Gobierno considera que, en un momento de “tranquilidad electoral”, tras un primer semestre de año intenso por las europeas, al partido no le conviene en absoluto entrar ahora en una guerra interna por la sucesión de Ana Botella.

El mayor temor de Rajoy, explican las fuentes consultadas, es que la renuncia provoque disputas entre posibles aspirantes, cuando faltan de tantos meses para las elecciones. A eso hay que añadir, además, la aparición de rumores constantes sobre quién será el/la futuro/a cabeza de lista.

A ese respecto, destacan desde Moncloa que, en apenas tres días ya se han dado los nombres de Esperanza Aguirre, Soraya Sáenz de Santamaría y Pío García-Escudero . Estas quinielas, insisten, “perjudican al partido y a los propios señalados, que empiezan a ser vistos como rivales”.

No quería anunciar candidaturas hasta el final de año

Tal y como se adelantó en estas páginas, Mariano Rajoy tiene decidido no anunciar ninguna candidatura a las elecciones autonómicas y municipales antes de finalizar el año.

El presidente del Gobierno, que pactó con Cospedal el retraso de esta decisión, pretende encargar encuestas demoscópicas a partir del mes de diciembre, para obtener una percepción real del grado de movilización de votos según cada posible cabeza de lista. Rajoy considera que encargar estos sondeos antes provocaría “resultados poco fiables”.

Por ello, la renuncia de Ana Botella representa una amenaza a los planes iniciales de Rajoy: “Si se confirma una batalla interna entre candidatos, podría verse obligado a dar un nombre antes de lo previsto”.

Desautorizada como alcaldesa

Por otra parte, explican las fuentes consultadas, Mariano Rajoy ha comentado en privado que, con esa renuncia a falta de ocho meses para las elecciones, Ana Botella ha quedado ya desautorizada como alcaldesa.

El entorno del presidente asegura que “a partir de ahora, la opinión pública no dará credibilidad a ninguna medida del Ayuntamiento”. Esa circunstancia, añaden, “impedirá que ningún éxito del consistorio proporcione rédito electoral” de cara a la cita con las urnas de mayo.

De hecho, desde la oposición ya están aprovechando el anuncio de Botella para recordar su “mala gestión” y atacar al PP: “Hemos dado alas a un PSOE madrileño en horas muy bajas”. El socialista Lissavetzky le ha pedido que no aprueba ninguna medida que hipoteque a los futuros cargos del ayuntamiento.

“Es un error de principiante”

La conclusión a la que ha llegado Mariano Rajoy es que la renuncia de Botella, y sobre todo la forma de anunciarlo, ha sido un error de principiante por parte de la todavía alcaldesa de Madrid.

Las fuentes del entorno del presidente consultadas aseguran, en este sentido, que “ni a un joven que acaba de llegar a Nuevas Generaciones se le ocurriría anticipar así una decisión que puede traer tales consecuencias para el partido. Ha sido una irresponsabilidad”.

De igual forma piensan dirigentes nacionales del PP, que tanto en público como en privado, así como en conversaciones con periodistas, han censurado de forma clara la actitud de Botella: “No era el momento de anunciar nada. Esto nos puede hacer mucho daño”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·