Martes 27/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Media entrada en la copa de Navidad de La Moncloa y gran atasco antes por falta de previsión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno estrenó una novedad en su primera copa de Navidad que ofrecía en La Moncloa, que presentó una afluencia no muy lucida y estuvo precedida por un incomprensible atasco a las puertas de la sede de la Presidencia.

El Gobierno estrenó una novedad en su primera copa de Navidad que ofrecía en La Moncloa, que presentó una afluencia no muy lucida y estuvo precedida por un incomprensible atasco a las puertas de la sede de la Presidencia. Había interés en ver cómo se desarrollaba el evento, que ha tenido una primera novedad: la coincidencia con día de Consejo de Ministros, lo que permitió a varios de ellos confraternizar con los periodistas. Aunque otros prefirieron salir corriendo. Allí estuvieron María Jesús San Segundo, Pedro Solbes, Elena Salgado... Y entre los que evitaron a los periodistas, Cristina Narbona, a la que se vio marchar velozmente. La fiesta monclovita registro más bien "media entrada", con notables ausencias, que contrastan con la masiva presencia en la celebración de Ferraz. Mucho periodista de a pie, poco director y empresario de comunicación. Quizá la fecha, un jueves, 23 de diciembre, era demasiado tardía. Sorprendió, por lo que tenía de falta de previsión, el atasco que se formó a la puerta de La Moncloa, con quienes, observando la puntualidad, se acercaron antes de la una y media, hora "oficial" de la convocatoria. Como todavía no era la hora, no les dejaron pasar, con lo que se dedicaron a dar vueltas con el coche por la Ciudad Universitaria y luego se produjo un atasco para entrar todos a la vez. Entrando en otros detalles, el aperitivo tuvo calidad, los asistentes recibieron dos "pins" de la Unión Europea y, a la salida, les regalaron un paquete que contenía algunos pocos productos de "comercio justo": café, derivados de chocolates, galletas, dulce de piña...