Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Miguel Ángel Moratinos premia al responsable de la inédita reforma del servicio exterior, Melitón Cardona, con la embajada de Dinamarca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El diplomático mallorquín Melitón Cardona Torres ya está en Copenhague, capital de Dinamarca, con el puesto de embajador de España. El nombramiento se hizo oficial el pasado mes de abril.

Se trata del primer país en el que Cardona es acreditado como embajador, tras haber sido, en años recientes, embajador en misión especial para la reforma del servicio exterior e Inspector general jefe de servicios del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.   Cardona deseaba una embajada en algún país del norte de Europa, como Noruega –destino en el que ya estuvo-, Suecia –donde la embajada española tiene espléndidas instalaciones- o la propia Dinamarca, que ha sido, finalmente, su destino. El itinerario habitual para optar a este tipo de embajada europea suele pasar por desempeñar previamente el cargo de embajador en países de menor importancia para la acción exterior de España. El nombramiento se atribuye al peso que ha tenido Cardona en Exteriores y a su personal sintonía con el ministro Moratinos, cuya política de reparto de destinos –el caso de Manuel de la Cámara, por ejemplo- ha merecido críticas en los últimos tiempos por su carga ideológica.   Hace ya casi un año que Cardona presentó su informe sobre la reforma del servicio exterior, cuyo formato largo ocupa más de cien páginas y cuyo sumario se condensa en doce. Durante el año en que se afanó en la redacción del informe, hubo malestar en ámbitos de Exteriores por algunas declaraciones de Cardona –la famosa afirmación de que la diplomacia española debe dejar de ser “cortesana y vienesa”- y por los rumores de cambio en el ingreso a la carrera diplomática, que también contemplarían pruebas psicotécnicas y un mayor énfasis en conocimientos informáticos.   De la serie de medidas urgentes que iban a ser aprobadas con inmediatez, a raíz del informe de Cardona, es muy poco lo que se sabe. En principio, se trata de medidas asistenciales y prácticas, destinadas, por ejemplo, a dar ventajas a las familias de los diplomáticos en el exterior, además de otras concernientes al control presupuestario de las embajadas. La redacción final de estas medidas, antes de ser presentadas para su aprobación y ejecución, depende de la Subsecretaría de Exteriores, que –casi un año después del informe- aún no ha concluido dicha redacción.   Ya olvidadas las polémicas por las denuncias –reales o ficticias- a causa de la gestora Pravispán Consulting y sus actividades en Rusia y Marbella tras el destino de Cardona en el consulado de Moscú, hace apenas dos semanas que el diplomático mallorquín ofreció una cena de despedida en las instalaciones de la legación danesa en Madrid.