Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Ministerio de Defensa contrata a El Corte Inglés por casi 296 mil euros para encriptar información siguiendo consejos del CNI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Defensa ha contratado a El Corte Inglés para desarrollar un servicio de asistencia técnica en el marco de un proyecto de seguridad informática (PKI -Public Key Infraestructure-) con tecnología certificada por el CNI. El acuerdo firmado supone un desembolso de casi 296 mil euros.

Según las informaciones recabadas por El Confidencial Digital, el Ministerio que dirige José Antonio Alonso ha llegado a un acuerdo con El Corte Inglés por el que pagará la cifra de 295.844, 76 euros para una iniciativa de consultoría y asistencia.

Concretamente, El Corte Inglés ofrecerá la asistencia técnica necesaria para participar en el proyecto PKI (-Public Key Infraestructure-) del Ministerio de Defensa. Se trata de un sistema de seguridad que se está implementando basado en una Infraestructura de Clave Pública (PKI) con tecnología nacional certificada por el CNI, que permite asegurar la identidad de quienes utilizan los distintos sistemas de información.

El PKI se engloba en el ámbito de los nuevos proyectos de administración electrónica del Ministerio de Defensa, cuyos responsables, en el marco del Plan Director de Sistemas de Información y Telecomunicaciones (CIS), está dando un impulso al desarrollo de la Administración electrónica.

Para este propósito, Defensa ha diseñado una serie de proyectos de última tecnología cuya aplicación comenzó a hacerse efectiva en 2005 (tarjeta electrónica, gestión documental y correspondencia oficial, etc.) con el objetivo de integrar lo sistemas de información y telecomunicaciones del Ministerio.

La criptografía asimétrica o de clave pública (PKI) fue introducida en 1976 por Diffie y Hellman. Este criptosistema está basado en las propiedades matemáticas de los números primos. De esta manera se permite que cada interlocutor tenga una pareja de claves propias complementarias: una pública y otra privada.