Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP cree que las “deferencias” de Zapatero con Esperanza Aguirre buscan erosionar el liderazgo de Mariano Rajoy

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la cúpula del Partido Popular lo tienen bastante claro: las “deferencias” de Rodríguez Zapatero hacia Esperanza Aguirre buscan perjudicar a Rajoy.

En la cúpula del Partido Popular lo tienen bastante claro: las “deferencias” de Rodríguez Zapatero hacia Esperanza Aguirre buscan perjudicar a Rajoy. La dirección del PP estima que el hecho de que el presidente hubiera decidido contestar personalmente a la presidenta madrileña, durante el Pleno en el Senado sobre Estado de las Autonomías, no fue una decisión improvisada, ni tampoco consecuencia de un “calentamiento” súbito por el contenido del discurso que había pronunciado. Cierto es que Aguirre aprovechó la tribuna de la Cámara Alta para plantear cuestiones de política nacional, e incluso internacional, pero Zapatero podía haber dejado pasar esas alusiones y optar por responderle junto a los demás presidentes, y no lo hizo. Eso es precisamente lo que aplicó en el Congreso cuando se debatió la admisión del Estatuto de Cataluña: dejó pasar la intervención de Rajoy sin responderle, y optó por una contestación en bloque. El PP ya ha denunciado que hace mes y medio que Zapatero no debate con el líder popular. El PP da por seguro que la intención del presidente del Gobierno, dando protagonismo y plataforma pública a Esperanza Aguirre, es hacer de menos a Mariano Rajoy, poniendo así en duda su liderazgo dentro del partido y sembrando la división entre sus líderes. Rajoy ya le ha respondido, diciendo que tiene detrás a todo el PP y a “una buena parte del PSOE”. En Génova consideran que en la actuación de Zapatero hay también otra maniobra de fondo: situar al primer partido de la oposición lo más a la derecha posible, en la medida en que desde el PSOE se repite que Aguirre representa específicamente a ese segmento ideológico.