Sábado 25/06/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo utilizarán para suprimir las diputaciones y cambiar la Ley electoral

El arma secreta de PSOE y C’s para saltarse un bloqueo del PP en el Senado: el artículo 92.1

La Constitución establece que el Gobierno podrá convocar un referéndum para “decisiones políticas de especial trascendencia” con el visto bueno solo del Congreso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una vez confirmado que el PSOE aceptaba las cinco propuestas de Ciudadanos para lograr su apoyo en la investidura, dirigentes del PP se apresuraron a recordar que ese acuerdo era “inútil” porque ninguna de esas medidas podía ser aprobada sin los votos de los populares en el Senado. Sin embargo, Sánchez y Rivera han encontrado ya una fórmula para saltarse ese veto en la Cámara Alta.


Pedro Sánchez y Albert Rivera. Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE próximos a la ejecutiva nacional, en Ferraz llevan analizando, desde hace varias semanas, los posibles mecanismos para que Sánchez, de llegar al Gobierno, pueda llevar a cabo reformas de calado pactadas con Ciudadanos, sin tener que contar con el apoyo del PP en el Senado.

La solución la han encontrado, precisamente, en la Constitución. En concreto, en el artículo 92 de la Carta Magna y sus dos primeros apartados.

Un referéndum para saltarse el Senado...

En el citado artículo, se establece que “las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos”. De esta forma, si el PP se niega a votar a favor de reformas de “gran importancia”, el Gobierno del PSOE impulsará una consulta a la ciudadanía para aprobar esa nueva ley.

La Constitución determina que ese referéndum no necesita el visto bueno del Senado, sino solamente del Congreso: “El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados”.

Así las cosas, PSOE, y C’s plantearán al PP que, si bloquea grandes reformas en el Senado, se expone a que sean los propios ciudadanos los que las respalden, “dejando así en evidencia al Grupo Popular en el Senado”. Desde Ferraz se especifica que no se está hablando, en ningún momento, de una estrategia para realizar una reforma constitucional, sino para aplicarla en iniciativas legislativas "de gran calado".

… y aislar al PP

Ese hipotético escenario, en que una ley vetada por el PP sea luego apoyada por todos los españoles a pie de urna, es precisamente el “arma política” que maneja el PSOE para lograr su principal objetivo: aislar al PP de las negociaciones parlamentarias.

Los socialistas cuentan con llevar a cabo grandes reformas con Ciudadanos pero sin contar con el PP. Los populares, por su parte, podrían resistirse a apoyar unas leyes para las que no han sido consultados, pero, de hacerlo, se expondrían a una “derrota pública en las urnas” a través del referéndum.

De esta forma, el PSOE confía en que el Grupo Popular del Senado se vea “obligado” a apoyar, o al menos no bloquear a través de una abstención, los principales proyectos legislativos de un Gobierno de Pedro Sánchez.

Clave para suprimir las Diputaciones y abordar la reforma electoral

Los dirigentes del PSOE consultados por ECD ponen dos ejemplos de “reformas de gran calado” en las que se propone aplicar el artículo 92 de la Constitución, y convocar un referéndum: la supresión de las Diputaciones y la reforma de la Ley electoral.

Ambas propuestas ya han sido rechazadas de forma contundente por el PP, por lo que “habrá que aprobarlas a través de esta vía”.

El texto de la Carta Magna permite esas reformas a través de una proposición de ley impulsada desde el Congreso  y no con una reforma de la propia Constitución, ya que la redacción de los artículos en los que se tratan ambos aspectos deja abierta la posibilidad de realizar cambios normativos:

-- En el artículo 141.2 se establece que “el gobierno y la administración autónoma de las provincias estarán encomendados a Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo”. Esa referencia a “otras corporaciones” abre la puerta a la creación de mancomunidades en sustitución de las Diputaciones, tal y como propone Ciudadanos.

-- En el artículo 68.3, sobre el sistema electoral, la Constitución afirma que “la elección se verificará en cada circunscripción atendiendo a criterios de representación proporcional”. Una redacción que permite cambiar, precisamente, esos citados “criterios de representación proporcional”, como pretenden PSOE y Ciudadanos.

No se aplicará a “reformas ordinarias”

Este mecanismo para saltarse el bloqueo del PP en el Senado se empleará, según las fuentes consultadas, “solo y exclusivamente a reformas que supongan un cambio estructural”. Por tanto, para la aprobación de leyes “ordinarias” se llevará a cabo el habitual trámite parlamentario.

Así las cosas, si el PP se opone a una proposición de ley del PSOE o Ciudadanos que no sea considerada de “especial trascendencia”, el texto rechazado volverá al Congreso donde, después de volverse a presentar y la apertura del periodo de enmiendas, se aprobará definitivamente.

Este procedimiento, reconocen altos cargos socialistas, “es mucho más lento” y puede ralentizar unos dos meses la aprobación de leyes. No obstante, son conscientes de que “no podemos convocar referendos para todo”.


·Publicidad·
·Publicidad·