Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

No lo han anunciado públicamente

Los barones del PSOE tienen decidido que el congreso sea en marzo y Susana Díaz candidata a presidenta del Gobierno

Permitirán a Sánchez que intente la investidura. Si fracasa, la dirigente andaluza se presentará a secretaria general y encabezará la lista del partido a La Moncloa en unas nuevas elecciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez saldrá vivo hoy del Comité Federal del PSOE, pero su destino está en manos de los barones del partido. El domingo por la noche pactaron con él las líneas rojas para que intente un pacto de investidura con Podemos, pero ya tienen preparado el calendario para su relevo si no logra llegar al Gobierno.

Pedro Sánchez y los líderes regionales, en el Consejo de Política Federal del PSOE. Pedro Sánchez y los líderes regionales, en el Consejo de Política Federal del PSOE.

Según ha sabido El Confidencial Digital, los principales dirigentes regionales del PSOE, con Susana Díaz a la cabeza, transmitieron a Sánchez que el congreso nacional del partido no podía retrasarse a mediados de primavera, tal y como quería el secretario general. El objetivo es que éste se lleve a cabo a finales de marzo, una vez que quede claro si algún partido puede formar o no Gobierno.

Sánchez, que se jugaba el apoyo de sus barones para intentar pactar con Podemos, no ofreció resistencia al calendario mostrado por los líderes autonómicos. Así las cosas, este lunes conseguirá sacar adelante, en el Comité Federal, su propuesta de llegar a acuerdos con el partido de Pablo Iglesias. Pero sabe que, si no lo consigue, tendrá a Susana Díaz como rival en marzo.

Díaz, secretaria general y candidata a Moncloa

Ningún barón regional mostrará hoy su rechazo a la política de pactos de Sánchez. Tampoco se votará esa propuesta, sino que se aprobará “por asentimiento” a pesar de que pueda haber alguna intervención crítica. Sin embargo, será la última vez que Sánchez tenga a los líderes autonómicos a su lado. Sobre todo, si no llega a La Moncloa.

En este sentido, las fuentes consultadas explican que, a finales de febrero se convocará el congreso nacional del partido para marzo con el objetivo de elegir nuevo secretario general. Y, si como todo hace indicar Sánchez no es presidente del Gobierno, se encontrará con Susana Díaz como rival en ese proceso interno.

La presidenta de la Junta tiene garantizado el apoyo de la mayoría de las federaciones para hacerse con el control en Ferraz. Desde las ejecutivas regionales la ven como la secretaria general que necesita el partido y no tendría demasiados problemas para imponerse a Sánchez en el congreso nacional.

Una vez elegida, Díaz se convertiría, también, en candidata del PSOE a unas nuevas elecciones generales en mayo. La dirigente andaluza podría someterse a un proceso de primarias que ganaría sin oposición: “Nadie quiere bicefalia en el partido. La hemos tenido, de facto, este último año y no nos ha ido bien. No queremos acabar como el PNV”, explica un alto cargo.

Las fuentes consultadas concluyen que la actual presidenta de la Junta tiene decidido ya dar el paso definitivo a la política nacional si Sánchez no llega a La Moncloa: “El secretario general sabe que, si no forma gobierno, su mandato estará acabado. El partido quedará en una situación muy delicada y la única que puede revertir la situación es Susana Díaz”, apuntan dirigentes del PSOE andaluz.