Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pistas para seguir la visita de Bernardino León a Guinea: Obiang hace amistad con Cuba y fortalece su relación con Marruecos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A última hora se añadió Guinea Ecuatorial a la gira africana que ocupa estos días a Bernardino León, Secretario de Estado de Exteriores. A efectos de una mejor comprensión de la visita, El Confidencial Digital ofrece aquí los datos más relevantes y claves de interpretación de esta etapa, muy relacionada con los avatares sucedidos en estas fechas en relación con Guinea Ecuatorial.

A última hora se añadió Guinea Ecuatorial a la gira africana que ocupa estos días a Bernardino León, Secretario de Estado de Exteriores. A efectos de una mejor comprensión de la visita, El Confidencial Digital ofrece aquí los datos más relevantes y claves de interpretación de esta etapa, muy relacionada con los avatares sucedidos en estas fechas en relación con Guinea Ecuatorial.

 

--Desde el informe del Senado norteamericano en el que se esclarecían los desfalcos financieros de la familia Obiang con la ayuda de la banca Riggs, el dictador africano ha iniciado una táctica de alineamiento con regímenes corruptos o, al menos, no democráticos. En los últimos tiempos, el dictador Obiang ha vuelto a Marruecos, según algunos a tratar su enfermedad crónica, y según otros a hacer negocios con empresas del régimen alauita. Se trataría, según la agencia MAP, de construcción de viviendas sociales y de puertos en Guinea Ecuatorial. La nula actividad en materia social del régimen de Obiang alienta las sospechas de corrupción.

 

--Por otra parte, Obiang ha enviado una delegación de alto nivel a La Habana. La delegación estaba liderada por el Presidente del parlamento ecuatoguineano y ex alcalde de Malabo, Salomón Nguema, hombre de peso en la dictadura de Guinea Ecuatorial.

 

--Estos movimientos del régimen confirman la trayectoria de Obiang: no quiere a españoles negociando en Guinea. El último intento fue el de Caja Duero, entidad que ya ha abandonado su propósito.

 

--Tras la visita del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a Obiang a finales del pasado mes de febrero, España ha permanecido en silencio en Naciones Unidas en el dossier Guinea Ecuatorial, evitando incluso físicamente a la delegación ecuatoguineana. La ola de torturas y detenciones ilegales de Obiang habida meses atrás fue considerada en España un “conflicto entre iguales” en tanto que Obiang se ensañó con su cercano Clan de Mongomo.

 

--Buena parte de la comunidad ecuatoguineana residente en España vive con una objetiva sensación de desesperación y miedo. Incidentes como la reciente agresión a Manuel Tomo incrementan el malestar, por más que otras fuentes indican que Obiang no tuvo nada que ver en el asunto, y que se trataría más bien de ajustes de cuentas por los negocios del hermano del agredido, antiguo hombre fuerte de Obiang en la obra pública guineana. En todo caso, es unánime la petición de mayor seguridad y el sentimiento de desamparo.

 

--Exteriores no ha ofrecido explicaciones todavía por la desaparición de Moto y su actuación esos días y su posible responsabilidad. A ningún opositor ecuatoguineano le ha gustado que la única intervención respecto a Moto sea acrecentar su inseguridad jurídica con la revisión de su estatuto de asilado político.

 

--El CPDS de Plácido Micó, alternativa socialdemócrata a Obiang con representación en el parlamento ecuatoguineano, no está recibiendo el apoyo esperado por parte del PSOE, aun siendo ambos partidos de la misma cuerda ideológica.

 

--Del mismo modo, abundan las quejas sobre la “política de pequeños pasos” emprendida por el gobierno español. Según opositores de todos los bandos, la única política creíble a estas alturas es una “política de cerco”.

 

--En cuanto a la manifestación y posterior asalto de la embajada de Guinea Ecuatorial, cabe evaluar estos incidentes como la representación del malestar de la comunidad ecuatoguineana. Pese a todo, dos datos ayudan a matizar esta situación: la escasa asistencia en número de personas a estos hechos y, por otra parte, la presencia de gentes de dudoso currículo, como ex espías de Macías y Obiang, ex ministros de Macías, etc.

 

A la vista de estos datos, es una incógnita la capacidad de maniobra política que tiene Bernardino León en sus reuniones con dirigentes ecuatoguineanos.