Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Policías del País Vasco se quejan del abandono que sufren por parte de la Dirección General y acusan a la Ertzaintza de ignorar los protocolos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía destinados en el País Vasco se sienten ninguneados por la Dirección General de la Policía y piensan que su labor se está viendo entorpecida por la actitud de la Ertzaintza.

El Confidencial Digital ha podido recabar el parecer de destacados agentes del Cuerpo Nacional de Policía que trabajan en el País Vasco. Denuncian que su situación laboral se encuentra deteriorada por el “abandono” que están sufriendo por parte de la cúpula directiva del CNP en Madrid. Euskadi –explican- ha dejado de ser un destino en el que se ganaban galones, por el prestigio que suponía “haber pasado por el norte”. La Jefatura del País Vasco, antes protagonista en muchas decisiones del cuerpo, ha dejado de tener peso.   A este fenómeno ha contribuido la ausencia de atentados mortales de ETA en estos últimos tres años, y el descenso de la violencia callejera en la región. Además, policías destinados en Bilbao, una de las ciudades que más carga de trabajo soportan, se quejan del cambio de sede de la Jefatura a Vitoria, en un movimiento considerado “político”.   En la actualidad, y pese a la creencia extendida de que el País Vasco aglutina gran cantidad de funcionarios policiales, las fuentes señalan que la realidad es bien distinta. Hay graves vacíos: muchos agentes se encuentran en comisión de servicios y también existen un número importante de gente con bajas médicas.   El problema reside, aseguran, en que se están marchando del País Vasco más agentes de los que llegan a través de las plazas convocadas. Por este motivo los funcionarios del CNP allí destacados rechazan cualquier plan del Ministerio de Interior de reducir la presencia de la Policía Nacional, pese al “alto el fuego permanente” anunciado por la banda terrorista ETA.   Las competencias asignadas a la Policía Nacional en el País Vasco, por la presencia de la Ertzaintza son entre otras de Información, Policía Judicial y policía científica, pese a que las denuncias en las comisarías del CNP son escasas.   También existen quejas sobre la actitud de la Ertzaintza: “campa a sus anchas” y, en muchos casos, no respeta los protocolos de colaboración establecidos. Las fuentes también aclaran que el trato entre agentes de uno y otro cuerpo en la calle es generalmente correcto, pero apuntan a diferencias en las altas instancias.   Tras el comunicado de alto el fuego de ETA, los agentes del CNP aseguran no haber descuidado las medidas de autoprotección, porque encuentran serias dificultades en la realización del supuesto “proceso de Paz abierto”. En concreto consideran creíble la posibilidad de que ETA sufra una escisión, o de que los últimos movimientos de la banda traten de procurar una salida honrosa para la “vieja guardia”, cansada de la lucha armada, que dejaría la vía libre a elementos más nuevos de la organización. También existen muchas dudas sobre la posible reinserción de los jóvenes de ETA.

·Publicidad·
·Publicidad·