Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El verano maldito de Rubalcaba: tiene que hacer de “bombero” y Zapatero le deja fuera en la negociación con ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alfredo Pérez Rubalcaba no está demasiado satisfecho con su nueva etapa política, ahora como ministro de Interior. Está perdiendo peso político y tiene que dedicarse a hacer de “bombero”.

El que fuera portavoz socialista en el Congreso confiaba en convertirse en el hombre del “proceso de paz”, con su llegada al ministerio, y resulta que a lo que tiene que dedicar todos sus esfuerzos es a cuestiones de seguridad, orden público y catástrofes, en lugar de los grandes asuntos del país.   Todos los conflictos que han estallado este verano, y que han dejado al Gobierno bastante maltrecho, han caído, en todo o en parte, en la esfera de competencias de Rubalcaba, que se ha visto forzado a dedicarles muchas horas.   La ola de inseguridad en urbanizaciones por los asaltos a las casas, la toma del aeropuerto del Prat, los incendios en Galicia, pasando por las llegadas de inmigrantes a Canarias o la lucha contra los accidentes de tráfico y el carnet por puntos, todo eso le ha tocado a él   Por si fuera poco, la Policía le ha dado algunos quebraderos de cabeza. Desde la petición de cese del comisario jefe de los Tedax (los desactivadores de explosivos), hasta la filtración a ETA que impidió unas detenciones de etarras en Francia, los problemas que plantea el Comisario General de Información Telesforo Rubio, y el plante de los escoltas de Zapatero.   El ministro desearía no tener que atender esos frentes “menores” y ocuparse de la gran cuestión política, la negociación con ETA. Y en este campo parece que las cosas no le van bien.   Rubalcaba está viendo cómo su papel en el llamado “proceso de paz” está a la baja, y que Rodríguez Zapatero cuenta menos con él, y hasta no le tiene al tanto de determinados asuntos. Según información de La Gaceta de los Negocios, ha sido sustituido, como hombre de confianza del presidente en estos temas, por el director general de la Policía, Víctor García Hidalgo.   Como ya se contó en su día en los páginas de El Confidencial Digital, Víctor García Hidalgo es un veterano socialista vasco (aunque nació en Almendralejo) con buenas relaciones, desde hace años, en el entorno policial, sobre todo de la Guardia Civil, cuerpo al que pertenecen dos hermanos. Fue gobernador civil de Álava y delegado del Gobierno en el País Vasco en funciones.

·Publicidad·
·Publicidad·