Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rubalcaba ordena no entregar ni una pistola más a los escoltas, a los que califica en privado de ‘chapuzas’ por saltarse las medidas de autoprotección

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministro del Interior ha dado orden expresa de no conceder licencias a los escoltas que soliciten llevar un arma fuera de su horario de trabajo. Rubalcaba ha criticado, en un ‘off the record’ reciente, la desidia de estos profesionales tras analizar el último atentado de ETA: “algo han hecho mal”.

Se trata de una decisión personal de Alfredo Pérez Rubalcaba. Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Ministerio del Interior, el ministro ha dado orden expresa de que se denieguen todas las licencias de tipo B a los escoltas que las soliciten.

El propio Rubalcaba ha establecido que tanto Interior como la Guardia Civil “no muevan ficha”. Hay que recordar que las licencias B las concede la Benemérita a petición de la delegación de Interior de cada Comunidad Autónoma.

Tal y como se informó en estas páginas –vea la información pinchando aquí-, los escoltas llevan seis meses reclamando al Ministerio estos permisos. Denuncian que las licencias tipo B se les conceden de forma casi automática a políticos y personajes famosos, no teniendo, en la mayoría de esos casos, ninguna capacidad para manejar un arma. En cambio, a los escoltas, que son profesionales de la seguridad, se les niega una y otra vez esta posibilidad.

El ‘off the record’ de Rubalcaba en el Senado El ministro de Interior acudió al Senado el pasado miércoles para intervenir en el Pleno de la Cámara Alta. Allí, en un corrillo reservado con periodistas ‘afines’, Rubalcaba acusó a los escoltas de no realizar bien su trabajo. Según las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, el titular de Interior afirmó en aquella ocasión que el atentado contra el agente Gabriel Ginés en Bilbao se produjo porque “algo hizo mal”.

Según Rubalcaba, la víctima del atentado debió mirar bien debajo del coche y asegurarse de que todo estaba bien. Y se preguntaba en voz alta: “¿Para qué quieren luego una pistola?”.

ECD se ha puesto en contacto en el día de ayer con el Ministerio del Interior, para intentar recabar algún dato más sobre esta orden del ministro. Al momento de cerrar esta edición, no se había recibido respuesta alguna.