Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Unidad Militar de Emergencias de Zapatero está enviando ‘ojeadores’ a las bases para promocionar el destino ante la crisis de voluntarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Defensa que dirige José Antonio Alonso se ha comprometido a que, en diciembre de 2008, se complete el 100% de personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Los problemas para cubrir las vacantes por la falta de solicitudes han obligado a realizar actos promocionales por otras unidades.

El Gobierno quiere contar con 435 Oficiales, 822 Suboficiales y 3.054 militares profesionales de Tropa y Marinería para la UME antes de finales de 2008. Actualmente, el Ministerio de Defensa sigue cubriendo las vacantes de la unidad pero están surgiendo problemas para completar el cupo.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, la ausencia de voluntarios está obligando a los responsables militares que dirige el General Fulgencio Coll a realizar campañas promocionales en otras unidades. Se trata de charlas explicativas sobre la especialidad que no se llevaban a cabo hasta ahora.

La baja demanda de estas plazas, aventuran las mismas fuentes, estaría relacionada con el horario, las guardias y los sueldos asignados. A pesar del anuncio inicial que hablaba de unos sueldos sensiblemente superiores al resto, hay recelos por culpa de la dedicación de los soldados.

El horario tipo de un militar español es de 8 de la mañana a 3 de la tarde. Es decir, las siete horas preceptivas. En la UME, ese horario se está alargando hasta las nueve horas y media de trabajo. Por otro lado, cada tres semanas de servicio, los miembros de esta unidad tienen obligación de permanecer de guardia una más, al completo.

Además, a los militares de la UME se les exige disponibilidad inmediata, es decir, que desde que se produce una emergencia y se da el aviso, los militares tiene que presentarse en sus respectivas bases en un plazo no superior a las dos horas. Este cúmulo de exigencias podría estar disuadiendo a algunos candidatos: de ahí las vacantes.

Las fuentes militares consultadas por ECD explican que las charlas que se están impartiendo sobre la UME no están resultando todo lo fructíferas que cabría esperar. “Si no son más atractivos los horarios y los sueldos no se corresponden con el esfuerzo que se realiza, no habrá suficientes solicitudes voluntarias”, advierten.