Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero está “indignado” con las filtraciones a El País sobre el Estatut: “No somos capaces de mantener la boca cerrada”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rodríguez Zapatero está indignado por las últimas filtraciones, sobre todo porque revelan detalles sobre la negociación del Estatut. Y así lo ha transmitido.

Rodríguez Zapatero está indignado por las últimas filtraciones, sobre todo porque revelan detalles sobre la negociación del Estatut. Y así lo ha transmitido. El presidente del Gobierno se mostró ayer, jueves, especialmente enfadado por la suma de informaciones que han trascendido a los medios sobre cómo van las conversaciones en torno al Estatuto de Cataluña, y las posiciones del Gobierno y el PSOE. Fuentes cercanas al Ejecutivo dijeron a El Confidencial Digital que Zapatero “está indignado”. El malestar —según esas mismas fuentes- existe también entre los máximos dirigentes del PSOE, por ejemplo, Manuel Chaves y José Blanco, e igualmente en los negociadores con el tripartito, Alfredo Pérez Rubalcaba, Francisco Caamaño y Alfonso Perales, que se muestran muy preocupados por lo que está ocurriendo. Han enfadado especialmente las filtraciones a El País sobre el desarrollo de la cena que el martes celebró Rodríguez Zapatero con los principales dirigentes socialistas, en La Moncloa, en la que el asunto principal fue precisamente el Estatuto de Cataluña. La indignación se centra en que recoge todo tipo de detalles y hasta intervenciones entrecomilladas de los asistentes. El País destacaba ayer, en una amplia información sobre la cena de los barones socialistas, esta frase textual de Zapatero: “Si no sale el Estatuto, no pasa nada”. Y esta otra de Maragall: “Hay que sacarlo adelante, aunque sea sin CiU”. Dos afirmaciones que han caído como una bomba en el resto de partidos catalanes. Las fuentes consultadas por El Confidencial Digital han añadido que, ayer, el presidente del Gobierno mantuvo conversaciones con los principales dirigentes de su partido para expresarles el malestar que la han causado esas filtraciones. En la misma línea, un alto dirigente socialista expresaba ayer su frustración: “No somos capaces de mantener la boca cerrada ni siquiera cuando estamos en un momento tan trascendental como es éste”. Altos cargos del PSOE coinciden en que estas filtraciones van a terminar convirtiendo en inútiles reuniones como la celebrada el martes, en La Moncloa. “Si no se puede hablar con confianza —comentaba ayer un dirigente socialista-, si crees que lo que cuentes va a terminar apareciendo en los “papeles”, vamos a tener que actuar en estas reuniones con la misma discreción que cuando vamos a dar una rueda de prensa”. La preocupación por estas filtraciones masivas no es nueva. Según ha sabido El Confidencial Digital, el lunes, en la reunión de la Ejecutiva socialista, que presidió Zapatero, el portavoz parlamentario, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó la marcha de las negociaciones del Estatut sin dar un solo detalle sensible, precisamente por el temor a que alguien terminara filtrándolo a la prensa.