Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las carencias de los equipos de visión nocturna del Ejército que mencionó el ministro de Defensa tienen que ver con su capacidad estereoscópica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En las Fuerzas Armadas se considera fundamental el combate nocturno. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, aseguró durante la presentación del Plan de Capacidades Militares que una de las carencias son los equipos de visión nocturna. La tendencia es adquirir sistemas bitubo para apreciar la profundidad de los objetos en la noche.

Desde antes de la llegada de José Antonio Alonso al Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas están realizando un esfuerzo para adquirir mejores equipos de visión nocturna. De hecho, Defensa lleva años invirtiendo grandes sumas de dinero en equipar a las unidades con estos equipos de visión y de puntería para el combate en ausencia de luz.

Las gafas de visión nocturna funcionan de la siguiente manera: son intensificadores de imagen que amplifican la luz residual de la noche -luz de las estrellas, la luna, etc.-, o bien amplificando una propia fuente de luz no visible al ojo que proyecten las gafas, útiles de por sí en espacios cerrados.

Según las fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, los primeros modelos discriminaban poco las sombras y no proporcionaban suficiente visión estereoscópica -apreciación de la profundidad. Los soldados españoles confundían entonces sombras con agujeros o bien “te podías pegar un buen golpe cuando andabas por la noche con eso”, aseguran.

Sin embargo, estos inconvenientes han quedado resueltos con una nueva generación de modelos bitubo, que permiten la visión estereoscópica y cada vez son más ligeros. Por ejemplo, este es el sistema que emplean los pilotos de aeronaves para el vuelo nocturno. Los tiradores de los vehículos y los puestos de vigilancia, cuentan, en cambio, con visores fijos.

Por otro lado, las mismas fuentes apuntan que también empiezan a adquirir elementos de puntería con cámara térmica para fusil de asalto.

En cuanto a la dotación, no se puede decir que los esfuerzos que se llevan realizando para reducir la carencia de estos equipos sean suficientes para equipar a las unidades con el necesario material para tener capacidad de combate nocturno sin iluminación. La tendencia, se afirma a ECD, no significa que cada soldado llegue a tener unas gafas de visión nocturna, “sino que están en las unidades para su empleo en misiones de seguridad, exploradores, tiradores, etc”.

El aviso que ha realizado Alonso, sin embargo, no es una de las principales carencias que perciben los mandos españoles. “Se está comprando bastante y ahora, la situación es mejor que hace unos años”, aseguran estas fuentes aludiendo a este tipo de material.

·Publicidad·
·Publicidad·