Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El número uno expulsado de la Academia de San Javier criticó la firma de un documento y que los mandos no predicaran con el ejemplo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La expulsión del número uno de la promoción de cuarto curso de la Academia General del Aire estuvo relacionada con un discurso donde se criticaba la obligación que les habían impuesto sus oficiales a firmar un documento y solicitaba que la actitud de los mandos sirviera de ejemplo a los cadetes.

El pasado 10 y 11 de noviembre, con motivo de la celebración de la festividad de la patrona del Aire, la Virgen de Loreto, el número uno de la promoción de cuarto de la Academia General del Aire de San Javier (AGA) leyó públicamente un discurso en nombre de todos sus compañeros. Hay que recordar que la promoción de cuarto es la última en la que los cadetes permanecen en la base de San Javier. El quinto año se realiza en el destino escogido.   La lectura de este documento, como decimos, se efectúa, tradicionalmente, en un ambiente cordial, bromeando y en tono de parodia entre los miembros de la base, criticando en muchas ocasiones a sus propios superiores.   No obstante, el número uno de la promoción de ese año fue más allá en su alocución. El Confidencial Digital ha conocido el contenido de ese mensaje por el que el número uno de la promoción acaba de ser expulsado. En primer lugar, criticó que los altos mandos habían obligado a los cadetes a firmar un documento oficial pese a su oposición; un documento que, en opinión de los militares, era incierto.   En segundo lugar, en su declaración, el joven insistió en que los oficiales no predicaban con el ejemplo de sus actos a la formación de los futuros militares. De este modo, no se les podía exigir a los cadetes lo que no hacían sus superiores, remachó. Asimismo, criticó la escasa o nula atención de los oficiales a las ordenanzas internas de la Academia.   Tras esta arenga, se abrió expediente al número uno de esta promoción. Según ha podido saber ECD, la causa por la que la expulsión ha tenido lugar la semana pasada es la lentitud de la saturada justicia militar.   El expulsado es una persona muy valorada entre sus compañeros de promoción. Por tanto, el ambiente que, en estos momentos, se respira en la Academia General del Aire es de desconfianza hacia el nuevo coronel, Rubén Carlos García Servet. A ello hay que sumar el endurecimiento de las normas internas de la Academia, que han provocado, por ejemplo, que tras nueve años de evaluaciones se hayan producido los primeros suspensos en las pruebas físicas que realizan los cadetes de primero.   Algunos afectados han confirmado a este confidencial que no se ha realizado ningún acto de despedida del cadete expulsado. El damnificado tiene intención de recurrir la sentencia.